jueves, 8 de enero de 2015

INMUNIDAD MINISTERIAL.

Hoy en día parece ser, que los Ministros que están al frente de un llamado de Dios, gozan de “Inmunidad Ministerial” y esto lo digo por tanta depravación que veo en un gran porcentaje de Ministros que en forma descarada, con premeditación y alevosía cometen actos impuros sin tener respeto por lo sagrado. Ministros que toman sus actos de pecados en forma liviana, sin sentir respeto ni honra por los asuntos de Dios. Por igual y lo triste del caso es, que aun para un gran número de cristianos ya no hay estado de conciencia, ni un redargüir por el Espíritu, porque en forma tenues o ligera aceptan el pecado en sus líderes como algo normal. Mi pregunta es: ¿Cómo verá Dios esto en el seno de la iglesia? ¿Vera Dios esto desapercibida mente? ¿Podrá Dios ser burlado? El Apóstol Pablo escribe en relación al ejercicio del Ministerio, que en lo personal tenia sumo cuidado el cómo conducía su vida, en forma disciplinada teniendo sumo cuidado de sí mismo, no vaya ser que después de pregonar el mensaje del Reino, vaya ser descalificado por Dios para el ejercicio del Ministerio. (1ª Corintio 9:27)

Lo que estos Ministros no han entendido es, que se corre el riesgo y la posibilidad que después de ser un hombre llamado por Dios, pasemos a ser descartado por Él para el ejercicio del Ministerio.

Es triste decirlo que hoy en día tenemos el montón de hombre que están en el ejecutando un Ministerio operando en humanismo, esto es: Mintiendo, compitiendo, sobornando, estafando, engañando, manipulando, intimidando; porque desde hace mucho tiempo fueron desechados para el ejecute del don Ministerial, departe de Dios perdieron el derecho para ejercer el don. Lo triste del caso es, que son receptores del don Ministerial, pero perdieron la autoridad para ejercer el don.
De este fenómeno que estamos tratando tenemos ejemplos muy patéticos, casos como el de Sansón, Saúl, Eli.

Que nos dice a nosotros que Dios pasara por alto nuestras imprudencias, libertinaje, esa vida fácil de pecado en pleno ejercicio del Ministerio. Bien lo dijo Jesús: “El hacha está puesta sobre el tronco del árbol, y aquel que no de fruto será cortado” (Mateo 3:10)

La falsa creencia del caso es, que como después de haber cometido el pecado en forma deliberante en pleno ejercicio del Ministerio las cosa como que sigue igual, es decir, todo lo que hago tiene resultado, aquí como que no ha pasado nada, Dios me perdonó y borrón y cuenta nueva. Es cierto, después del acto del pecado se puede dar el caso que las cosa podrán tener resultado, por el principio de causa y efecto, y no se puede descartar que con el humanismo en pleno pecado se puede llevar a cabo la obra de Dios y tener resultado, pero nunca se podrá llevar a cabo la voluntad de Dios. Esta diferencia solo se notara en el Tribunal de Cristo, cuando seas juzgado, donde dice la Biblia que será revelado lo oculto y la intención del corazón. (1ª Corintio 4:1.5)

Mi consejo como Ministro es: que nos mantengamos puros, consagrados para Dios, es nuestra única opción para alcanzar el principal objetivo del Ministerio que es: “ Perfeccionar a los santos” ///Bendiciones///

lunes, 5 de enero de 2015

INFORMACIÓN PARA LOS INTERESADOS EN LOS ESTUDIOS DE TEOLOGÍAS EN LA CAPITAL (CARACAS) Y SUS ADYACENCIAS.
Les participo a los interesados en formar parte de los estudios de Teología en la Escuela de Formación y Capacitación Teológica que preside el Maestro José Briceño, que se está dando la posibilidad de la apertura de un núcleo de estudio en la Capital Caracas. Para tal fin, se necesita hacer un censo de las personas interesadas para tantear si tenemos el número de alumnados que se requiere para darle apertura a la escuela. Los interesados favor escribir un correo electrónico al Emaill o Facebook, dejando sus nombres, apellidos, número de cédula, dirección y sobre todo dos contactos de números telefónicos para informar el día y dirección donde se dará la jornada de inscripción para darle comienzo al núcleo de la escuela de Teología en Caracas. ///Bendiciones///
Nota: No se limite en llamar, es imprescindible enviar el correo con sus datos, ya que se estarán recopilando en la planilla de inscripción para ir haciendo un adelanto.
Correo: josebriceno77@hotmail.com / meejesussoberano77@hotmail.com
Telf: 0414:650.99.92 / 0416:860:76.02.

domingo, 28 de diciembre de 2014

 ENTRENADOS Y CAPACITADOS PARA EJERCER UN DON MINISTERIAL.  I PARTE

Lo primero que tenemos que tomar en cuenta es que el factor tiempo es determinante para la capacitación y la preparación de un individuo para ser enviado al Ministerio. La formación integral de un buen ministro no es un asunto que se da en lo automático, es algo que se da en un desarrollo progresivo donde el factor tiempo es determinante. La formación no es producto de un cúmulo de conceptos que se aprenden, sino de una serie de principios que se incorporan en la vida cotidiana y que son recibidos mediante una alimentación continua.

Juan el bautista fue un hombre que tuvo un tiempo de preparación de veinticinco años para ejercer un ministerio de seis meses. Para Dios es más importante y determinante el tiempo de tu preparación que el del ejercicio del Ministerio. Al Señor le interesa más: tu madurez, tu capacidad, la formación de tu carácter, que el ejercicio del Ministerio.

La vida de Moisés se dividió en tres etapas de 40 años. La primera estuvo al cuidado de su madre adoptiva en Egipto, educándose bajo las culturas y las enseñanzas egipcias. (Hechos 7:22) La segunda la paso en el desierto, en una vida solitaria en el trato de Dios, aprendiendo la obediencia, la sujeción, la sumisión; siendo quebrantado por el creador, aprendiendo el sacerdocio a los pies de un hombre de Dios llamado Jetro en tierras de Madian. (Hechos 7:29.30) Y la tercera y última etapa la pasó en el peregrinaje en el desierto, en aflicciones, desánimos, desilusiones, tropiezos, desavenencias, pruebas; el cual pudo soportar y superar por el gran entrenamiento que anticipadamente había recibido del Creador.

Sus dos primeras etapas de 80 años le dió lugar a un entrenamiento rígido que fue muy determinante para que Dios pudiera llevar a cabo su propósito en la vida de este hombre. Mises fue entrenado 80 años para ejercer un ministerio de 40 años; fue más el tiempo de la preparación que el ejercicio del el ministerio.

Entre el llamado y el envió hay un tiempo de preparación que puede ser breve o prolongado. Para José el amado pasaron trece años - a Moisés le costó ochenta la etapa de su preparación - para David se dieron dieciocho años - a Elíseo diez - para juan el bautista veinticinco - para el Apóstol Pablo pasaron diecisiete años desde que recibió su llamado hasta que fue separado y enviado para el Ministerio del Apostolado que desarrollo en Antioquia. (Gálatas 1:15-21). En mi caso pasaron catorce años de preparación desde el llamado al envió.

En la primera carta que el Apóstol Pablo escribe a Timoteo dice que es necesario que el Obispo no sea un “Neófito”. Este término del griego es “Neophotos”. Que indica: Un inexperto, un recién plantado, sin experiencia ni preparación.

La preparación es la segunda etapa del Ministerio, tiene que ver con la disciplina que viene de parte de Dios a los hombres que han sido llamados, para luego de ser disciplinados enviarlos al Ministerio. Esta disciplina consiste en hacernos madurar o perfeccionar en algunas áreas de nuestra vida y el trato de Dios con nuestra alma.

Debemos conocer que uno de los objetivos de los Ministerios es perfeccionar a los santos o hacer que un pueblo (la Iglesia) alcance madurez. (Efesios 4:12) ¿Cómo puede Dios lograr dicho objetivo a través de un hombre que no ha sido perfeccionado y que por ende no ha alcanzado madurez?

Tome encueta que siempre que Dios va a hacer algo en un individuo lo va hacer de acuerdo al estado de madurez o de perfección que el hombre haya alcanzado. Cuando nos referimos a la madurez y a la perfección, estamos tratando de la capacidad desde el punto de vista cualitativo que un individuo haya alcanzado, esto indica, que siempre que Dios va hacer o dar algo en un individuo lo hace según la capacidad que tenga.

El Don Ministerial no es suficiente para tener éxito en el llamado que Dios nos a hecho, se necesita la madures y el ser perfeccionado en el alma para obtener capacidad, desarrollar una misión para alcanzar la visión y llevar al cumplimiento el propósito de Dios en nuestras vidas.

Es de suma importancia en el sistema del Reino de Dios, el ser perfeccionado para mantenerse en el propósito de Dios y ser promovido en el. Pablo dijo a Timoteo “Procura con diligencia presentarte a Dios aprobado, como obrero que no tiene de qué avergonzarse, que usa bien la palabra de verdad…” (2ªTimoteo 2:15)

El original lo expresa como sigue “Pon diligencia en ti mismo ser aprobado para presentarte ante Dios como un obrero que no tiene de que avergonzarse, que usa correctamente la Palabra de la verdad”

El término procurar que se utilizó en el griego da la idea de: la diligencia, el apresurarse, ser celoso, con un arduo deseo, con una intensa pasión; entre otros.

El término “presentarse” del griego es “Parastesai” que tiene que ver con el estar ante un escenario como un modelo a seguir, con una figura ilustrativa como ejemplo cabal, como una figura digna de ser imitada.

El término Aprobado viene del griego Dokimos que describe lo que fue hallado acto útil para el servicio.

Este término (aprobado) es utilizado para hacer referencia al oro o la plata, que por el fuego han sido purificados de toda aleación y que al ser analizado minuciosamente después de dicho proceso queda apto y útil para ser presentado en el mercado.

Cuando Pablo le dijo a Timoteo “Procura con diligencia presentarte a Dios aprobado, como obrero que no tiene de qué avergonzarse, que usa bien la palabra de verdad…” Según las características de los términos antes mencionado y analizados, lo que le quiso decir fue: “Timoteo trata de mantenerte en los principios del Reino, en el carácter de Dios y en sus demandas, en sujeción, en sumisión y en obediencia; haciendo una vivencia lo que has aprendido de su Palabra, para cuando seas analizado por Dios estés acto para ser promovido en el Reino”.

Pablo antes de su partido le encarga a Timoteo ciertas virtudes que lo mantendrán activo y promovido en el Reino de Dios, en el ejercicio del ministerio. Ninguna persona que estuviera en el lugar de Pablo, condenado a morir, pasando sus últimas horas en un oscuro calabozo, escribe una carta a su discípulo con tanta pasión y ahínco, transcribiéndole principios que no tuvieran importancia. El apóstol sabía que estos principios mantendría en pie y en ejercicio a su más amado discípulo, para que llevara a cabo la obra que él le encomendó. Pablo le encomienda a Timoteo y le dice: 

>Se fuerte en la gracia. Por lo que indica ser un Ministro de gracia.
>Se fuerte en la gracia. Por lo que indica ser un Ministro de gracia.
>Ser fiel para delegar a otros la tarea encomendada.
>Ser valiente como un soldado.
>Ser disciplinado como un atleta.
>Ser esforzado como un agricultor.
>Ser diligente como un obrero.
>Ser humilde y amable como siervo.
>Se diligente en el estudio de la palabra.
>Sé un buen maestro a tiempo y fuera de tiempo.
>Ser motivo de inspiración en lo que haces y enseñas.


Reitero lo antes dicho, el Don Ministerial no es suficiente para tener éxito en el llamado que Dios nos ha hecho, se necesita la madures y el ser perfeccionado en el alma para obtener capacidad, desarrollar una misión para alcanzar la visión y llevar al cumplimiento el propósito de Dios en nuestras vidas. Ejemplo de esto está en el llamado del Apóstol Pedro y el de Pablo, ambos tenían el mismo Don Ministerial, pero a quien Dios envió a Atenas al Areópago ante los filósofos griegos fue a Pablo por la capacidad que éste tenía superior a la de Pedro, este era un pescador un hombre sin letras y del vulgo (Hechos 4:13) Pablo todo lo contrario era un exegeta, un hombre criado a los pies de uno de los mejores maestros de esos tiempos llamado Gamaliel. (Hechos 22:3) Se cree que Pablo estudió con las mismas tesis que estudió Moisés, en cuanto a la Ley fariseo de la Tribu de Benjamín, judío por genealogía y como ciudadano romano conocedor de esas culturas, nacido en Roma en Tarso capital de Cilicia. (Hechos 22:3). Según la tradición era filósofo y experto en leyes civiles, y por esta causa era un alguacil y ejecutaba las leyes del sanedrín.

Nos podemos dar cuenta según estas comparaciones, que el Don Ministerial no lo es todo para desarrollar el Ministerio, se necesita la capacidad para alcanzar el objetivo que se nos dio en dicho Ministerio.

E-mail: meejesussoberano77@hotmail.com /josebriceno77@hotmail.com
Busca los estudios en videos del Maestro: José N. Briceño A. por YOU TUBE
Conéctate por FACEBOOK / http://maestrojosebriceno.blogspot.com/
Telf. 0416-8607602/ 0414.650.99.92. 0261.7373387
Venezuela-Maracaibo-Zulia.





lunes, 22 de diciembre de 2014


                                                           SANTIDAD GENUINA Nº 3


                                                       SANTIDAD GENUINA Nº 4

                                                         SANTIDAD GENUINA Nº 5

                                                         SANTIDAD GENUINA Nº 6

                                                         SANTIDAD GENUINA Nº 7

                                                       SANTIDAD GENUINA Nº 8

                                                        SANTIDAD GENUINA Nº 9

                                                         SANTIDAD GENUINA Nº 10

                                                      SANTIDAD GENUINA Nº 11
                                                     
                                                       SANTIDAD GENUINA Nº 12

                                                       SANTIDAD GENUINA Nº 13
                                         
                                                        SANTIDAD GENUINA Nº 14 

martes, 28 de octubre de 2014

HURTO A BIBLIA ARMADA.

KARL MARX en una ocasión dijo: “La religión es el opio de los pueblos”. Es decir, la droga que los lleva a un letargo y no lo deja luchar en contra de la tiranía, el despotismo, el engaño, la soberbia, la humillación; de los líderes religiosos de sus tiempos. Quizás ya en nuestros época, no se explota al pueblo de Dios con la religión, pero como se le desvalija en una forma descarada de su dinero y de sus bienes, por el tipo de líder, (si se puede llamar líder), que en forma descarada te manipulan, intimidan, controlan, y atracan; usando el Nombre de Dios, con intereses personales, mintiendo pidiendo o exigiéndole dinero al pueblo para un fin que el cual nunca invertirán.

Estos líderes producen en el pueblo como un aturdimiento, drogándoos y conduciéndolos al desvalijo voluntario en forma inconsciente, aunque después se den cuenta que fueron víctima del engaño.

Nuestras televisaras y los grandes congresos que se hacen anuales, están llenos de esta basura, de hombres y mujeres que ejercen un liderazgo influenciados por el diablo, sobrellevados y conducidos por el carácter de Balaam llenos de lucros, y por la filarguria término que uso Pablo para hacer referencia al amor al dinero. Lo triste del caso es, que mientras el pueblo no despierte del letargo, y se dé cuenta del engaño en el cual están, estarán alimentando la lujuria de estos desvalijadores, saqueadores, ladrones, chantajistas; que están dentro de la iglesia del señor, que no ven a los feligreses como ovejas sino como cabeza de ganado. Es tanta la sagacidad diabólica que tienen para desvalijar al pueblo, que logran influenciar a hombres y mujeres que están altamente preparados intelectualmente, entre ellos: profesionales en la ciencia en sus diferentes ramas, deportistas, empresarios, actores, actrices, políticos; y pare usted de contar. Mi consuelo es, que del juicio de Dios no escaparan, y mi clamor es, que el pueblo despierte de esta triste realidad. ///Bendiciones///



viernes, 3 de octubre de 2014

LISTA DE LIBROS DEL MINISTERIO "JESÚS SOBERANO SEÑOR" ESCRITOS POR EL MAESTRO: JOSÉ BRICEÑO. DISPONIBLES PARA HACER SUS COMPRAS.
1) ADORACIÓN
2) CRISTOLOGÍA
3) CONFLICTO ENTRE DOS REINOS
4) EDUCACIÓN SEXUAL
5) EL MATRIMONIO
6) ESCATOLOGÍA BÍBLICA
7) EXCELENCIA MINISTERIAL I
8) EXCELENCIA MINISTERIAL II
9) HERMENEUTICA SAGRADA
10) LA CRIANZA DE LOS HIJOS
11) LA FUERZA DE LA JUSTICIA
12) LA ORACIÓN EFICAZ
13) LA FE UN ESTILO DE VIDA
14) LOS DONES DEL ESPÍRITU
15) MAYORDOMIA INTEGRAL
16) NEUMATOLOGÍA
17) PLAN FINANCIERO DE DIOS I
18) PLAN FINANCIERO DE DIOS II
19) PRINCIPIO DE AUTORIDAD
20) SANIDAD EN CRISTO
21) SANTIDAD DEL ALMA
22) VISIÓN MINISTERIAL
MAESTRO: JOSÉ N. BRICEÑO A
HAGA SUS PEDIDOS POR ESTA DIRECCIÓN
E-mail: meejesussoberano77@hotmail.com / josebriceno77@hotmail.com
Busca los estudios en videos del Maestro: José N. Briceño A. por YOU TUBE
Conéctate por FACEBOOK / http://maestrojosebriceno.blogspot.com/
Telf. 0416-8607602/ 0414.650.99.92/ 0261.7373387.
Venezuela-Maracaibo-Zulia
DOPOSITE EL APORTE FINANCIERO DE SU COMPRA DE 150 BS POR UNIDAD EN LAS CUENTAS
# 0108-2435-4101.000-63443 / BANCO PROVINCIAL. A NOMBRE DE “JOSE BRICEÑO”.
# 0116-0113-88-0012919870/ BANCO B.O.D. CORBANCA A NOMBRE DE “JESUS SOBERANO SEÑOR” RIF: 30294493-7
PARA EL EXTERIOR PUEDEN HACER SUS COMPRAS A RAZÓN DE 20 DOLARES POR UNIDAD, POR LA CUENTA: BANK OF AMERICAN NUMERO 063000047898064447374, A NOMBRE DE JOSE BRICENO CON EL CORREO MEEJESUSSOBERANO77@HOTMAIL.COM / O DE PAYPAL, SIENDO EL CONTACTO EL CORREO . JOSEBRICENO77@HOTMAIL.COM
NOTA: DESPUÉS DE HACER SUS COMPRAS INFORMAR POR LOS CORREOS DE CONTACTO

APERTURA DE CUENTA INTERNACIONAL.

Saludos a todo mis seguidores en el Facebook y en el Blogspot  en el ambito internacional. Les inform que ya se le dio aperture a la cuenta en los Estados Unidos de Norte America, esto se hizo por darle facilidad a los que quieran hacer su compra del material de guias, y cidi que en lo personal e emitido, y tambien por cualquier donacion que en lo personal en forma voluntaria y en agradecimiento quicieran hacer al ministerio para el impulse de esta gran vision que es perfeccionar a los santos. Esta cuenta se le dio aperture en el Bank Of American, numero: 063000047898064447374, a nombre de Jose Briceno, con el correo josebriceno77@hotmail.com ///Bendiciones///






domingo, 14 de septiembre de 2014

ORACIÓN AL PADRE CHAVEZ. ES UNA HEREJÍA

Escribo esta breve reflexión como representante y embajador de Dios en la tierra, tal como lo describe el Apóstol Pablo en una de sus cartas, cito: “Por tanto, somos embajadores de Cristo, como si Dios rogara por medio de nosotros;…” 2º Corintio 5:20. Fin de la cita.
Me es preocupante la versión del Padre Nuestro planteada por el oficialismo para homenajear al difunto presidente Hugo Chávez Fría, dándole propiedades de omnipresencia que solo pertenecen al conjunto de la deidad, al decir: “Chávez nuestro que estas en el cielo, en la tierra, en el mar”
En esta oración se presenta según los principios de la teología una herejía y apostasía, que sería por igual el blasfemar en contra del nombre de Dios. Pero lo más degradante del caso es, que el presidente actual de nuestra Venezuela pide respeto por tal abominación, y digo abominación porque tal acción causa nausea y es aborrecida por Dios quien se merece toda la honra y la adoración.
Este tipo de oración que el oficialismo emitió es un desvió de la que en una ocasión hiciera Jesús ante sus discípulo cuando los instruía en la forma correcta del como debían orar. Oración que muestran propiedades en forma intrínseca, tales como: La Bondad de Dios, su paternidad, su amor, su cuidado, su protección, su provisión, su perdón, y finalmente la adoración que emana de un adorador en dicha oración. Solo el único Dios y Verdadero puede aportar estas grandes propiedades que emanan de su cobertura divina.
El levantar una oración pidiendo protección divina, a quien no tiene soberanía para responder, es entrar en el mundo de la ignorancia, la estupidez, la insensatez, el despotismo, la degradación, la locura, la irracionalidad, el desatino, el disparate, el desbarro, en lo absurdo, y en el peor de los casos, en la idolatría y en el mundo del ocultismo, invocando a espíritu de muertos.
Estoy muy seguro que si alguien se le ocurre cambiar la letra del himno nacional de Venezuela, seria penalizado por el estado, y sin lugar a dudas pagaría años de prisión. Si este sentir y celo como gobernante se tiene por las letras del himno nacional, ¿por que no sentir celo y respeto por el Padre Nuestro?, oración que salió de lo más profundo del corazón de Jesús y que sin lugar a dudas fue inspirada por el Espíritu Santo que estaba en Él.
>Levantaré mis oraciones por aquellos que sin respeto, tomaron el modelo del Padre Nuestro para hacer un seudismo en forma de burla, de irrespeto y descaro, acto que es considerado como: Profanación, detracción y sacrilegio, ante los ojos de Dios.
>Levantare mis oraciones, para los que contempla este acto, y de paso exigen respeto por tal acción.
>Levantaré mis oraciones, para que pueda tener lugar el Espíritu Santo en el acto de convencimiento y puedan retractarse de dicha acción, los que participaron y contemplaron esta seuda oración, ya que los veo en hiel de amargura, y en prisiones de oscuridad
MAESTRO: JOSE N. BRICEÑO A.


lunes, 8 de septiembre de 2014

     
      ESTUDIO DE LA VISIÓN MINISTERIAL, (DÉCIMA PARTE.

     ÁREAS EN LAS QUE DEBEMOS SER PERFECCIONADOS PARA ALCANZAR LA VISIÓN.

     La Unidad. Efesios 4:2-6.
       
     Jamás  la Iglesia como cuerpo podrá vivir en unidad hasta que los líderes que son la cabeza entiendan lo que es la unidad, vivan en unidad y  formen en la iglesia el carácter de unidad.

    El trabajo y nuestra tarea como ministros es: “perfeccionar a los santos”, es llevarlos a un estado de madurez, pero para que esto se dé, tiene que estar implícita la unidad en el cuerpo Ministerial.

    Pablo en Efesios 4:11, nos compara con las coyunturas  del cuerpo, que tienen tres funciones específicas en el cuerpo que son: “Movimiento- Sostén – Unidad”

    Movimiento: Tiene que ver con la vida de actividad. Con las funciones y el ejercicio de un pueblo para el establecimiento del Reino.

    Sostén: Con la solidez del cuerpo, producto de la formación.

    Unidad: Con la koinonia, el acuerdo, la intimidad, la sociedad
                                                                                                              
    Nota: Todo esto se logra cuando en el liderazgo se da y se mantiene la unidad.
      El  término  unidad  viene  del  verbo  Henotes, derivado  de  Hen que  es neutro de Heis. Henotes, Hen, Heis, tienen  las  mismas  características  y  valores  del  término griego Koinonia, según  Juan 10:30; 11:52; 17:1.2. Hechos 2:42. Romanos 12:4-5.  Gálatas  2:9.

    Koinonia que  el  equivalente  en  nuestro  idioma  es comunión, indica: Tener  las cosas  en  común, un  mutuo  acuerdo,  un  compañerismo,  una sociedad,  una  intimidad,  una  distribución.

    La  unidad  es  tan  importante  que Jesús dedicó  una   oración  a  favor  de  ella en Juan 17. El  objetivo  de  la  oración  es:

   “Para  que  ellos sean  uno como tú  y yo somos uno” Observe que el centro  de  la  oración  es  la unidad, vivir  en  unidad, es  vivir  en el carácter de Dios, el de Cristo y del Espíritu Santo, porque ellos son uno.

        Debemos tomar en cuenta ciertos factores que son determinantes para la unidad.

        a) Lo primero que un Ministro debe aprender y desarrollar en su carácter es, el delegar. El delegar es un factor de suma importancia para desarrollar una misión para alcanzar la visión, de esto se trató la observación que le hiciera Jetro a Moisés.
(Éxodo 18:13:27). Si Moisés no delega, nunca hubiera alcanzado el objetivo.

     Lo mismo hizo Jesús al delegar a sus discípulos a la gran comisión al enviarlos de dos en dos a la predicación del Reino.

El celo Ministerial es lo que nos conduce a propiarnos en lo absoluto de la visión que hemos recibidos de Dios, llevándonos a ser autosuficiente, independientes, solitarios; aislados de quienes nos rodean sin tomar en cuenta el potencial y los valores que hay en ellos, el celo nos lleva a desvalorizar a la gente.

El celo Ministerial nos conduce  a  competir, codear, difamar, injuriar, mal imponer, censurar;  con el fin mantenernos en el estatus.

      El celo Ministerial es lo que nos lleva a ser autocrático, dictadores, imponentes, humillantes, déspotas; cercenado la posibilidad del crecimiento y el desarrollo de quienes los rodean.

Un Ministro con estas características equivocadas nunca delegará funciones para desarrollar una misión para alcanzar la visión. En las Escrituras tenemos dos grandes ejemplos tanto en lo positivo como en lo negativo del caso, uno se trata de la vida de Moisés y el otro de Saúl.

 El caso de Moisés.

Y salió Moisés y dijo al pueblo las palabras de Jehová; y reunió a los setenta varones de los ancianos del pueblo, y los hizo estar alrededor del tabernáculo. Entonces Jehová descendió en la nube, y le habló; y tomó del espíritu que estaba en él, y lo puso en los setenta varones ancianos; y cuando posó sobre ellos el espíritu, profetizaron, y no cesaron. Y habían quedado en el campamento dos varones, llamados el uno Eldad y el otro Medad, sobre los cuales también reposó el espíritu; estaban éstos entre los inscritos, pero no habían venido al tabernáculo; y profetizaron en el campamento. Y corrió un joven y dio aviso a Moisés, y dijo: Eldad y Medad profetizan en el campamento. Entonces respondió Josué hijo de Nun, ayudante de Moisés, uno de sus jóvenes, y dijo: Señor mío Moisés, impídelos. Y Moisés le respondió: ¿Tienes tú celos por mí? Ojalá todo el pueblo de Jehová fuese profeta, y que Jehová pusiera su espíritu sobre ellos. Y Moisés volvió al campamento, él y los ancianos de Israel.
Números 11:24.30.

     El caso de Saúl.

Aconteció que cuando volvían ellos, cuando David volvió de matar al filisteo, salieron las mujeres de todas las ciudades de Israel cantando y danzando, para recibir al rey Saúl, con panderos, con cánticos de alegría y con instrumentos de música. Y cantaban las mujeres que danzaban, y decían: Saúl hirió a sus miles, y David a sus diez miles. Y se enojó Saúl en gran manera, y le desagradó este dicho, y dijo: A David dieron diez miles, y a mí miles; no le falta más que el reino.  Y desde aquel día Saúl no miró con buenos ojos a David. 1ª Samuel 18:6.9.

      El delegar y asumir la Visión.

En cuanto al delegar desde el punto de vista positivo, tenemos en nuestras congregaciones quien quiere delegar pero no hay quien quiera asumir. Como feligrés no me congregaría en una Iglesia en la cual su Ministro no tenga visión, como Ministro tampoco pastorearía una congregación que no asuma la visión. Porque es tan nocivo el no tener visión como el no asumirla.

El otro caso relacionado al asumir, es que hay quienes lo hacen pero no son constantes en sus cargos, por cualquier factor abandonan la misión que se les confió. Este tipo de personas deben tener en claro que jamás recibirán un llamado Ministerial, y obtendrán una visión si no son fieles a una misión que se les encomendó.

    b) Dios no quiere uniformidad.   El conjunto de la deidad     trabaja  en la diversidad pero  en  unidad, es  decir: Ellos son diversos en las acciones pero uno  en las intenciones.

    En 1ª Corintios 12:4.6  se nos dice que el Padre trabaja con las Operaciones, el Hijo con los Ministerios y el Espíritu Santo con los Dones.

    Hechos 10:38 dice  que el Padre es el que Unge, Cristo  es  el Ungido y  el Espíritu Santo es la Unción. Podemos notar que hay una diversidad en las acciones pero unidad en las intenciones. Este debe ser el carácter del Ministro, que haya una Koinonia, una comunión independientemente de que en las acciones seamos diferentes.

   
    Pablo en 1ª Corintios 12:7, dice: “que a cada uno le  es dada la manifestación del Espíritu Santo para provecho” Observe que Pablo dice a  cada uno (por individual).

    En el verso 20 Pablo dice que son muchos los miembros pero el cuerpo es uno, aunque cada miembro ocupa una función en el cuerpo sigue siendo uno ¿Por qué? porque  hay unidad no uniformidad.

    El milagro de los huesos secos relatado en Ezequiel 37:1.10  no sólo consiste en la unidad de ellos sino que cada uno buscó el lugar que le correspondía para una función específica, esto indica que nosotros como miembros del cuerpo de Cristo tenemos  un lugar y una función.

    Como Ministros no debemos invadir el terreno de nadie, ni imitar o copiar  lo que otros hacen. Muchas veces  confundimos la unidad con la uniformidad y te doy un ejemplo.

    Dios me hizo un llamado al Ministerio de Maestro y me dio una visión, pero no puedo pretender que un  pastor o el cuerpo de ministros dejen de hacer lo que Dios les mandó hacer para apoyarme en la visión que Dios me dio, eso no sería unidad, sería uniformidad. No todos somos llamados a hacer lo mismo. La unidad está en que sin dejar de hacer lo que Dios nos encomendó, podamos en un momento determinado prestarnos apoyo. Lo mismo haría yo con ellos.

    La unidad está, en que teniendo diferentes llamados y visión, nos prestemos apoyo mutuo para que cada uno pueda alcanzar la visión que al fin nos llevará a un denominador común, implantar el reino de Dios.

    Efesios  4:11 nos presenta cinco (5) dones Ministeriales, tome en cuenta  que al final de cada expresión, cuando nombra los dones, aparece una letra -S-, (Apóstoles, Evangelistas, Profetas, Pastores y Maestros). Según el griego la “S” al final del término, no sólo indica pluralidad sino versatilidad o diversidad, es decir, lo que quiere enseñar el texto no es que  tan sólo  Dios tiene muchos Apóstoles sino que tiene diferentes tipos de apostolados. Dios no sólo tiene muchos  evangelistas sino  diferentes  tipos  de evangelistas y así sucesivamente con los  demás ministerios. Según este texto podemos ver la diversidad en los ministerios pero debe reinar la unidad en ellos.

     En el verso 16 de Efesios 4, Pablo dice que los Ministerios tienen que unirse como las coyunturas, en esto podemos ver la unidad en la diversidad, repito este debe ser  el carácter de la iglesia y sus ministros para alcanzar la visión que es el objetivo principal.

  
     c) Donde no hay unidad no hay fuerza, donde no hay fuerza no hay poder, donde no hay poder es porque no está la manifestación del Espíritu. 

    La falta de unidad produce una fragmentación o desintegración, la unidad para bien o para mal desata poder, tienes el ejemplo Bíblico de la torre de Babel, en Génesis 11:1.9, se unieron para un objetivo y eso generó fuerza y poder.

    Jesús dijo en Mateo 12:25.26, que: “Si Beelzebú echa fuera a Beelzebú, su reino está dividido y pronto desaparecerá”, todo lo contrario cuando existe unidad, hay fuerza y poder.

    Eclesiastés 4:12, dice que “el cordón de tres dobleces no se rompe”, porque en la unidad de los tres cordones hay fuerza y poder. Yo pienso que la desgracia más grande que sucedió en el mundo fue debido a la falta de unidad, lo más grave que hizo Adán  fue dejar sola  a Eva en el  huerto del Edén a  merced  del  diablo,  si hubiesen  estado  juntos en mutuo  acuerdo    con  la  Palabra  que   Dios  les dijo,  a  lo  mejor  no hubiese  sucedido  la desgracia  más   grande  de la  humanidad.  Lo   más   triste del caso  es  que  la iglesia  seguirá   en desgracia  mientras no haya  la  unidad,  un pueblo unido, por duro que  sea  el objetivo,  lo logra  alcanzar, por  causa  de la unidad. Le  servimos  a  un  Dios   que  tiene   todo  el  poder  del universo,  somos  el  pueblo con mayor capacidad  que  existe  en el mundo,  pero sin  unidad  es  como si  estuviésemos   sin  Dios y sin capacidad; somos inútiles.  Acuérdate  siempre  de  esta  frase “ La  Unidad  para  bien  o  para mal  desata  poder”.

     d) Se puede estar junto y no estar de acuerdo. Lo importante  no es estar juntos sino estar de acuerdo, Amos 3:3 dice: “no pueden andar” (observe que dice que no pueden andar, no que no pueden estar) “dos  juntos  sino  estuviesen  de  acuerdo”.

     Jesús  dijo: “Si dos  o tres se pusieren de acuerdo y piden algo les será  hecho”, (Mateo 18:15.22), observe que Jesús no dijo si estuviesen  juntos,       sino si se pusiesen de acuerdo.

    El  Salmo 133:1, “Cuan bueno y cuan delicioso es habitar los hermanos juntos en armonía”

    Observe que lo bueno y lo delicioso no es estar juntos, sino estar en armonía que indica unidad, porque allí “En la unidad”, envía Jehová bendición y vida eterna”

    Según Hechos 2:1, el Espíritu Santo  descendió sobre  los  que  estaban unánimes juntos, observe que no sólo estaban  juntos sino unánimes, en un sólo sentir.
     “Cuando llegó el día de Pentecostés, estaban todos unánimes juntos”
    
     Lo importante no es estar juntos sino estar de acuerdo, porque se puede estar juntos y no estar de acuerdo y se puede estar  de  acuerdo y  no  estar  juntos.

    Cuando  hablamos  de  unidad  para alcanzar  la  visión,  nos referirnos a  la  unidad  que  debe  haber entre los líderes, el liderazgo y la Iglesia, y  la Iglesia  como  cuerpo.
                                                                                                                     
    En cuanto al líder. Sabemos  que  el único  que  está  en  capacidad de  recibir  la  visión  de  parte  de Dios para  la  Iglesia  es  el líder que Dios tiene al frente de la obra, pero  si  el líder  no comparte  y delega la  visión  a  sus líderes  y  a  su  Iglesia nunca  podrá alcanzar  la visión, el  líder  no puede  tomarse  la  visión para  él solo, debe otorgarla, él no puede hacerlo  todo, para esto  el líder debe  estar  seguro de su posición y posesión, su autoridad  y saberla ejercer, no debe haber celo, rivalidad,   competencia, ni envidia; el buen líder siempre lleva  un  motivo  correcto  en  su  corazón para  ejercer  el  liderato, lo único  que lo mueve es la visión que Dios le entregó.

    En conclusión: Un líder nunca debe apropiarse  de  la  visión, la  debe  compartir, trasmitir, delegar a  los  líderes y  a  su  pueblo.

    En cuanto a los líderes y a la Iglesia.  Los Líderes   que  están adjuntos  al líder principal (Pastor) y  la  Iglesia  como  el cuerpo  deben  entender  que   nunca tendrán una  visión  propia, mientras estén bajo la cobertura  de  un  líder o ministro. Dios  nunca  entrega  la  visión  a  un pueblo ni a líderes que  estén bajo la  cobertura ministerial. La visión  de la Iglesia  y  de los  ministros  adjuntos será siempre  la visión  del Ministro que está al frente del gobierno eclesiástico.

    Toda persona que tenga un llamado de Dios y está en la etapa de la capacitación, debe asumir su responsabilidad, entendiendo, captando y trabajando en pro de la visión del ministerio que está en ejercicio. Lo difícil  del  caso es  que muchas veces cuando hay quién otorgue no hay quién asuma, y cuando hay  quién quiera asumir no hay  quien quiera otorgar. Debemos conocer  que  todos no pueden otorgar  y  todos  no pueden asumir  ¿Por qué? Porque todos no reciben la visión ministerial. Nunca se nos olvide esta verdad: “donde  hay más de una   visión  hay  división”

      En conclusión: Para  alcanzar  la  visión  debe  haber  unidad  en los   líderes  y  en  la  Iglesia  como  cuerpo.


     Como se construye y se  mantiene la unida.

    a) La unidad se da y se mantiene, cuando entendemos la diversidad o versatilidad que el Creador puso en nosotros como personas, o en el don  que hemos recibido como Ministros. En Dios no hay lugar para la competencia, en los asuntos del reino de Dios no se compite sino que se avanza.

    En efesios 4:11 Pablo declara la versatilidad en los ministerios.

    “Y Él mismo, constituyo Apóstoles, (S) Evangelistas, (S) Profetas, (S) Pastores, (S) y Maestro. (S)

    La “S” al final de cada nombramiento de los ministerios indica “Versatilidad”, lo cual enseña que no solamente Dios tiene muchos Apóstoles sino que tiene diferente tipos de Apostolados. Y así con todos los ministerios.

    b) La unidad se da y se mantiene, cuando no hacemos excepción y acepción de personas. Cuando nos vemos como Dios nos ve. Como un cuerpo, una nación, un sacerdocio, una casa, un edificio, un templo, un tabernáculo, una iglesia, como los primogénitos.

    c) La unidad se da y se mantiene cuando soy copartícipe con mis hermanos, en el aspecto general.

    d) La unidad se da y se mantiene, cuando no le doy lugar a ningún tipo de resentimiento en contra de mis semejantes.

    Pablo dijo: “Soportándoos los uno a los otros con toda paciencia  en amor” (Efesios 4:2)

    e) La unidad se da y se mantiene cuando para mi vale más los intereses de mis semejantes que los míos.

    Pablo dijo: “No mirando lo tuyo, sino velando por lo de tu hermano”.

    f) La unidad  se da y se mantiene cuando tengo la capacidad de llegar a un acuerdo aunque existan diferencias. Que nuestras diferencias, en pensamientos, en obra y creencias no nos separen.


E-mail: meejesussoberano77@hotmail.com / josebriceno77@hotmail / josebricenoa77@gmail.com
 Busca los estudios en videos del Maestro: José N. Briceño A. por YOU TUBE
Conéctate por FACEBOOK / http://maestrojosebriceno.blogspot.com
Telf. 0416-8607602/ 0414.650.99.92/ 0261.7373387.
Venezuela-Maracaibo-Zulia





miércoles, 27 de agosto de 2014

ESTUDIOS DE LA VISIÓN MINISTERIAL. (NOVENA PARTE)

ÁREAS EN LAS QUE DEBEMOS SER PERFECCIONADOS PARA ALCANZAR LA VISIÓN.

LA HUMILDAD. Filipenses 2:5-8, 1ª Pedro 5:5-6:

Humildad del griego “Tepeino” dícese de lo que no se levanta de la tierra, de allí la actitud del judío para adorar en humillación, se tiraba en tierra hasta poner el rostro sobre la arena o el terreno donde se encontraba.

La humildad es producto del quebrantamiento (Filipenses 2:5.8) y nos conduce a la obediencia, (Filipenses 2:8) y nos hace aceptos del favor o de la gracia de Dios. Proverbios 3:34. Isaías 57:15 Santiago 4:6, 1ª Pedro 5:5.

Humildad es cuando entendemos que todo lo que hemos logrado hacer en la obra de Dios y en su voluntad fue posible porque Él está con nosotros.

Humildad es fruto del conocimiento que uno adquiere de mi incapacidad y debilidad e impotencia para realizar la obra de Dios, es el ver la necesidad que se tiene de Dios y de su gracia.

Muchas veces hacemos del Ministerio una etiqueta ministerial y nos olvidamos como comenzamos y de dónde Dios nos sacó y caemos en el terreno de Nabucodonosor, en la arrogancia, la prepotencia, la altives. (Daniel 4:24.3).

En una de mis oraciones el Señor me dijo por el Espíritu: “Cuando te tenga en lo más alto olvídate donde te tengo, pero nunca te olvides de donde te saque, porque manteniendo esta aptitud siempre mantendrás un espíritu quebrantado ante mi presencia” luego agrego: “Nunca estarás tan alto ante mí, sino en el mismo momento que estés de rodillas ante mi presencia”

Debemos tomar en cuenta que la expresión Ministro del griego tiene varios términos con diferentes significados, y uno de ellos es: “Huperetes” que es un término compuesto. (Hupo= bajo- Erete= remero), que significa remeros de tercer grado.

Un barco tenía tres estaciones, la primera donde estaban los oficiales, lo que lleva por nombre el puente de mando, la segunda donde estaban los civiles, lo que lleva por nombre cubierta y la tercera estación es donde estaban los remeros, que lleva por nombre sentina o sótano. Estos remeros llevaban por nombre ministros, eran los que se encargaban de remar el barco hasta la muerte, eran gentes condenadas por el gobierno romano para darla movilización a la embarcación cual fuera su destino. Éste es el término que se utiliza las Escrituras en algunas ocasiones para referirse a los Apóstoles como Ministros.

Tal como nos lo enseñaron los que desde el principio lo vieron con sus ojos, y fueron Ministros (Huperetes) de la palabra. Lucas.1:2.

Pero levántate, y ponte sobre tus pies; porque para esto he aparecido a ti, para ponerte por Ministro (Huperetes). Hechos.26:16.

Lo que muchos Ministros del Evangelio no han entendido, es que como Ministros somos llamados a remar el barco del evangelio para que éste no se vaya a pique, somos en un sentido el paño de lágrimas de la Iglesia, estamos al servicio de ella, por lo tanto mantengamos un espíritu de humildad y no hagamos del Ministerio una etiqueta Ministerial, somos llamados a servir.

Es tanta la prepotencia, la altivez, la arrogancia; que en la actualidad hay Ministros que no aceptan que los llames siervos, porque en su estatus y el pedestal donde ellos se han colocados se denominan apóstoles. Este no fue el pensamiento de Pablo. El Apóstol comenzaba sus cartas en algunas ocasiones con el calificativo de siervo y luego le agregaba el Apostolado. Citemos el pasaje.

“Pablo, siervo de Jesucristo, llamado a ser Apóstol, apartado para el evangelio de Dios,…” Romanos 1:1.

“Pablo, siervo de Dios y apóstol de Jesucristo…” Tito. 1:1. Filipenses 1:1.

Estas actitudes tan negativas en algunos Ministro, se dan por causa de la sed de prestigio que manifiesta un aire de grandeza, y que de alguna forma no se quieren quedar atrás, y buscan la manera de estar en el escenario del Evangelio manteniendo la fama, auto llamándose apóstol.

La fama es relativo a la sed de prestigio, el ser aplaudido y reconocido. Alguien dijo, que la sed de prestigio es más tentadora que las riquezas mismas, que por igual te pueden desviar de la fe e impulsarte a cometer actos impuros con el fin de alcanzar el estrellato. La sed de prestigio es un principio satánico que viene del mismo infierno. La sed de prestigio te lleva a competir, codear, mal imponer, censurar, difamar; entre otras cosas con el fin de conseguir o mantener el estrellato.

El conocido cantante Nelson Net dijo: Los aplausos son afrodisíacos, son orgásmicos, producen una sensación y aire de grandeza en aquel que los recibe, causan un efecto de adicción peor que lo que produce la cocaína en la vida de los hombres. Los aplausos son insaciables, cada vez que eres aplaudido quieres segur siendo aplaudido.

El principio en el sistema del Reino de Dios es diferente. Jesús dijo: “El que quiera ser servido tiene que aprender a servir. El que quiere ser grande, tiene que hacerse pequeño”

“El que es el mayor de vosotros, sea vuestro siervo. Porque el que se enaltece será humillado, y el que se humilla será enaltecido” Mateo 23:11.12.

“Hubo también entre ellos una disputa sobre quién de ellos sería el mayor. Pero él les dijo: Los reyes de las naciones se enseñorean de ellas, y los que sobre ellas tienen autoridad son llamados bienhechores; mas no así vosotros, sino sea el mayor entre vosotros como el más joven, y el que dirige, como el que sirve. Porque, ¿cuál es mayor en el Reino de Dios, el que se sienta a la mesa, o el que sirve? ¿No es el que se sienta a la mesa? Mas yo estoy entre vosotros como el que sirve” Lucas 22:24.27.

Reitero la sed de prestigio es una influencia satánica que procede del mismo infierno. Podemos ver el contraste que se dio en Jesús en comparación al maligno. Satanás sin ser Dios quiso ser igual a Dios, y Jesús siendo Dios no estimó el ser igual a Dios.

“Haya, pues, en vosotros este sentir que hubo también en Cristo Jesús, el cual, siendo en forma de Dios, no estimó el ser igual a Dios como cosa a que aferrarse,…” Filipenses 2:5:6.

Jamás Dios le confiara los recursos y valores del Reino a quien mantenga un aire de grandeza, y no entienda de una vez por todas que el don Ministerial que recibió de Él es para servir. Entiendo que como Ministros debemos ser honrados, pero por esta causa no debemos olvidar que antes de ser Ministros somos siervos del Señor.

Tratemos por todos los medios de mantener el mismo sentir que hubo en Cristo Jesús, ser humilde, sencillos y mansos como lo fue Él. Nunca olvidemos que como ministro nos debemos a pueblo que tiene tanta necesidad, y que el don Ministerial que recibimos de Dios es por ellos y para ellos. ///Bendiciones///

E-mail: meejesussoberano77@hotmail.com / josebriceno77@hotmail.com
Busca los estudios en videos del Maestro: José N. Briceño A. por YOU TUBE
Conéctate por FACEBOOK / http://maestrojosebriceno.blogspot.com/
Telf. 0416-8607602/ 0414.650.99.92/
Venezuela-Maracaibo-Zulia