sábado, 28 de junio de 2014

UNGIMIENTOS CON ACEITE Y SAL. RITUALES QUE EN TIEMPO DE GRACIA SON ANTE DIOS ACTO DE HEREJÍA Y APOSTASÍA Y A SU VEZ ES ABOMINACIÓN ENTE ÉL.
Si vamos a la verdad de lo que es ungimiento relativo a lo Divino, en el presente no es Bíblico dichas acciones. Ni siquiera se debe usar el aceite en estos tiempos como tipo del Espíritu para ungir, y menos (como ya lo afirmé) cuando dicho ungimiento sea relacionado o familiarizado con el Espíritu Santo. Nunca en las Escrituras Sagradas, se ha presentado el aceite como tipo del Espíritu Santo.
Para mayor comprensión, Voy a dar breve concepto de lo que es un tipo, y un antetipo.
>TIPO: Según las reglas de interpretación, es lo que le da anuncio al antetipo en forma anticipada, el tipo es sombra del antetipo.
>ANTETIPO: Es lo que le da cumplimiento al tipo, es lo original, es lo que había de venir.
Si tomamos en cuenta las verdades centradas en los dos conceptos antes nombrados, nos podemos percatar, que el tipo pierde propiedad y fuerzas cuando el antetipo se hace manifiesto. Doy ejemplo.
Los corderos que se sacrificaban en el A.T, eran tipos del que había de venir la cual es Cristo. Si ya se manifestó el antetipo que es lo verdadero, ¿por qué seguir sacrificando corderos?, seria entrar en acto de herejía y apostasía el caer en estas prácticas.
Pasa lo mismo con el aceite. En un supuesto negado, que el aceite haya sido tipo del Espíritu Santo, ¿por qué seguir ungiendo con aceite en relación al Espíritu si ya tenemos al Espíritu morando en nosotros?
Lo dicho por Santiago en 5: 14 y Marcos 6:13, no tiene ninguna referencia ni familiaridad con el Espíritu Santo, ya que el término que se utilizó en relación al ungir fue: “Aleipho” que en el pasaje está relacionado con hacer una limpieza, es relativo a la higiene. Si se hubiera utilizado el término “Chrio”, si tendría relación con lo divino ya que dicho término está adjudicado a lo sagrado, y es utilizado para referirse a Cristo como el ungido.
Como verdad paralela les presento la siguiente. Si el ungir con aceite en estos tiempo no está en la verdad de Dios, meno lo es el estar ungiendo con SAL. El hacer esto es un tipo de ocultismo dentro de la Iglesia del Señor. Es una de las más grandes herejías, apostasía y aberración que se haya cometido en contra de Dios, y de paso es un acto que es abominación antes sus ojos.
>Es cierto que la sal en A.T fue un elemento muy usado como ofrenda para ratificar los pactos que Dios hizo.
Ejemplo: “Y sazonarás con sal toda ofrenda que presentes y no harás que falte jamás de tu ofrenda la sal del pacto de tu Dios, en toda ofrenda tuya ofrecerás Sal” Levítico. 2:13.
Ejemplo: “Todas las ofrendas elevadas de las cosas santas, que los hijos de Israel ofrecieren a Jehová, las he dado para ti, y para tus hijos y para tus hijas contigo, por estatuto perpetuo; pacto de sal perpetuo es delante de Jehová para ti y para tu descendencia contigo”.
>Por otra parte, la sal es uno de los símbolos más fuertes en el A.T, con ella se asola al enemigo.
Ejemplo: “Y Abimelec peleó contra la ciudad todo aquel día, y tomó la ciudad, y mató al pueblo que en ella estaba; y asoló la ciudad, y la sembró de sal”. Jueces 9:45.
>Todo los que se ha presentado relativo al uso de la sal en el A.T son verdades circunstanciales que no trascienden a nuestros tiempos, ni se ajustan a la dispensación de la gracia. Jesús hace mención de la sal en referencia a sus discípulos, en el sentido de que ellos como enviado son el elemento de preservación con el mensaje de las verdades del Reino, ante un mundo que está sumergido en la putrefacción del pecado; y a su vez, les da mandamiento de nunca abandonar estos principios.
Ejemplo: “Y También “vosotros sois la sal de la tierra” Mateos. 5:13.
Ejemplo: “Buena es la sal; más si la sal se hace insípida, ¿con qué la sazonaréis? Tened sal en vosotros mismos; y tened paz los unos con los otros”. Marcos: 9:50.
>Por otra parte, el Apóstol Pablo relaciona la sal con la preservación de los valores en el mensaje y la doctrina del Reino.
Ejemplo: “Sea vuestra palabra siempre con gracia, sazonada con sal, para que sepáis cómo debéis responder a cada uno…” Colosenses 4:6.
> Les presento esta observación: Si Jesús y los discípulo no entraron en estas prácticas, y no las dejaron como mandamiento para la Iglesia, ¿por qué tenemos nosotros como partes de la Iglesia caer en estas aberraciones?
La verdad del caso es, que los que están cayendo en estas prácticas, (ungir con aceite y sal) lo hacen porque no tienen nada que decir en relación a las verdades del Reino. Son gentes sin visión, sin dirección del Espíritu, sin propósito. Nubes sin agua, llevados por cualquier viento de doctrina ajena a la verdad de Dios. Gentes sin estudios, sin iluminación de la Verdad, segados por el mal, el cual son llevados a tener estas prácticas que trascienden del mismo infierno.
Para concluir a este tópico, les pongo por advertencia a mis seguidores en el discipulado, que no se dejen mover por nada que sea parecido a la verdad, Sopesen lo que escuchan, ven y leen; fíltrenlo y analícelo por la Palabra.///Bendiciones///
E-mail: meejesussoberano77@hotmail.com / josebriceno77@hotmail / josebricenoa77@gmail.com
Busca los estudios en videos del Maestro: José N. Briceño A. por YOU TUBE
Conéctate por FACEBOOK / http://maestrojosebriceno.blogspot.com
Telf. 0416-8607602/ 0414.650.99.92/ 0261.7373387.
Venezuela-Maracaibo-Zulia



martes, 24 de junio de 2014

DIFERENCIA QUE HAY ENTRE LA UNCIÓN DEL ANTIGUO TESTAMENTO Y LA UNCIÓN DEL NUEVO TESTAMENTO.
Lo primero que debemos aclarar es la diferencia que hay entre la unción del Antiguo Testamento y la unción del Nuevo Testamento. En el antiguo pacto, la unción no era el Espíritu Santo. Según Éxodo 30:25.30. La unción era un ceremonial y tenía que ver con derramar aceite sobre algo o alguien, en señal de consagración. Viene del hebreo “Masa”.

En Juan 12:3 se nos muestra que el acto de derramar un perfume sobre los pies de Cristo es relativo a la “Unción”. El texto dice: “Entonces María, tomó una libra de perfume de nardo puro, de mucho precio, y ungió los pies de Jesús…”

Observe que el acto de la unción en el Antiguo Testamento es aplicado al derramamiento de cualquier elemento sobre algo o alguien con un propósito específico, y que dicho acto no es aplicado al Espíritu Santo.

¿QUIÉNES RECIBÍAN LA UNCIÓN EN EL ANTIGUO PACTO?

Sólo cuatro tipos de personas que son: Reyes, profetas, sacerdotes y jueces.

¿CUÁL ES EL ELEMENTO UTILIZADO PARA LA CEREMONIA DE LA UNCIÓN EN EL ANTIGUO TESTAMENTO?

Era un aceite llamado “el aceite de la unción del santo”. Este aceite Dios mismo lo mandó a preparar mezclando aceite de oliva con especies aromáticas, donde cada una de las especies tenía sus medidas y métodos de preparación. Esta preparación sólo la podía elaborar el Sumo Sacerdote, y Él sólo la podía aplicar a la persona a quien Dios así lo indicara. Éxodo 30:22.33.

¿QUÉ ES LA UNCIÓN EN EL NUEVO TESTAMENTO?

En el Nuevo Pacto, la unción es el mismo Espíritu Santo. Si tomamos en cuenta lo que se conoce en la Hermenéutica como pasajes paralelos podemos notar que la unción en el Nuevo Pacto es el Espíritu Santo, esto se declara en común en dos pasajes.

“Más el consolador, el Espíritu Santo, a quien el Padre enviará en mi nombre, Él os enseñará todas las cosas,…” Juan 14:26.

“Pero la unción que vosotros recibisteis de Él, permanece en vosotros, y no tenéis necesidad de que nadie os enseñe; así como la unción misma os enseña todas las cosas,…” 1ª Juan 2:27.

Según lo registrado en Hechos, la unción es el Espíritu Santo, el Ungido es Cristo, y el que unge es Dios.

“cómo Dios ungió con el Espíritu Santo y con poder a Jesús de Nazaret,…” Hechos 10:38.

¿CUÁL ES EL ELEMENTO QUE DIOS UTILIZA PARA UNGIR EN NUESTROS TIEMPOS? La respuesta es muy clara: El mismo Espíritu Santo. Esto está revelado en las Escrituras.

“El Espíritu de Jehová El Señor, está sobre mí, porque me ungió Jehová” Isaías 61:1.

“El Espíritu del Señor está sobre mí, por cuanto me ha ungido…” Lucas 4:18.
“Como Dios ungió con el Espíritu Santo y con poder a Jesús de Nazareth…”Hechos 10:38.

¿QUIÉN RECIBE LA UNCIÓN EN ESTOS TIEMPOS?

Toda persona que haya nacido de nuevo, es promesa de Dios y es el deseo de Dios. Lucas 11:11.13. Hechos 2:14.21.

¿QUIÉN ES EL QUE UNGE EN ESTOS TIEMPOS?

Jesús es el encargado de ungir a la Iglesia con el Espíritu Santo. Lucas 3:16, dice: “… Yo, a la verdad, os bautizo en agua, pero viene uno más poderoso que Yo, de quien no sois digno de desatar la correa de su calzado; Él los bautizará en Espíritu Santo y fuego…”

LA UNCIÓN QUE ESTÁ REPRESENTADA POR EL ESPÍRITU, EQUIVALE AL PODER.

Tanto en el Nuevo Testamento como en el Antiguo, el Espíritu Santo es el Poder de Dios. Según Miqueas 3:8. Lucas 4:14; 24:49. Hechos 1:8; 10:38, el Espíritu Santo representa y es el Poder de Dios. Para tener una mejor comprensión de lo relacionado al Poder y tener una mejor apreciación de esto voy a dar un desarrollo de lo que implica el Poder de Dios en nosotros.

ANALICEMOS LA PLURALIDAD DE LOS PODERES DE DIOS EN LA SINGULARIDAD DE UN PODER

Pablo en Efesios 1:19, nos presenta la pluralidad de los Poderes de Dios en la singularidad de un poder. El Apóstol no sólo presenta el Poder de Dios, sino que hace mención de los Poderes de Dios. El pasaje dice: “…y cual la supereminente grandeza de su Poder (Dunamis) para con nosotros, lo que creemos según la operación (Energen) del Poder (kratos) de su fuerza (Iskus).”

Según lo que acabamos de leer, el Apóstol Pablo presenta cuatro poderes que están inherentes en el creyente, por el Espíritu Santo que está en él. Pasemos a definir cada uno de esos poderes:

Dunamis: De donde se deriva el castellano “Dinamita”. Este término se utiliza para hacer referencia del poder en bruto, que está inherente en Dios. Hablar del dunamis, es referirse al poder absoluto, contenido en Dios, es como la pólvora preparada y empastada esperando ser activada.

Energen: De donde se deriva el castellano “Energía”. Tiene que ver con el poder manifestado en acción. La energía es el mismo dunamis manifestado en actividad. Mientras la pólvora procesada y compactada no se active se le llama dinamita; al activarse se le llama energía, que tiene que ver con la detonación.

Kratos: Tiene que ver con expansión, con el alcance, el arrastre que tiene el dunamis cuando se manifiesta en energía al darse la detonación. El kratos es el radio de acción o repercusión del dunamis manifestado. El kratos demuestra la soberanía, lo insuperable e ilimitado que es el Poder de Dios, el kratos muestra la potencia de Dios.

Iskus: Tiene que ver con el poder sobre las cosas externas o la fuerza misma. El iskus demuestra el señorío y la autoridad irresistible e insuperable de la manifestación del Poder de Dios.

El Iskus, en su manifestación física refleja lo fuerte que es Dios. Este poder se manifestó en la apertura del Mar Rojo, en la vida de Sansón, en la resurrección de Cristo. /// Bendiciones ///

E-mail: meejesussoberano77@hotmail.com/josebriceno77@hotmail.com
Busca los estudios en videos del Maestro: José N. Briceño A. por YOU TUBE
Conéctate por FACEBOOK / http://maestrojosebriceno.blogspot.com/
Telf. 0416-8607602/ 0414.650.99.92
Venezuela-Maracaibo-Zulia