Entradas

Mostrando entradas de mayo, 2011

EL PODER DE LA JUSTICIA PARTE # 8

MINISTERIO DE LA ENSEÑANZA Y LA EVANGELIZACIÓN “JESÚS SOBERANO SEÑOR” ESCUELA DE FORMACIÓN Y CAPACITACIÓN TEOLÓGICA
EL PODER DE LA JUSTICIA PARTE # 8 PASAMOS A TENER UNA RELACIÓN PATERNAL CON DIOS En Juan 1:12 dice: “Más a todos los que le recibieron, a los que creen en su nombre, les dio potestad de ser hechos hijos de Dios”. Por causa de la justicia y la vida pasamos a ser hijos de Dios. El término “Potestad” que se utiliza en el pasaje antes mencionado para hacer referencia a la relación paternal, no sólo indica potestad sino privilegios o derechos. El sentido que se le da al término “Hijo” no se define en la escala de linaje, sino en un sentido espiritual, pleno, legítimo de su misma simiente; no da la idea de hijos por descendencia, sino hijos engendrados directamente por Él. El término engendrar viene del griego “Gennao” que indica el acto de colocar una simiente y a su vez da la idea de alumbramiento. Este término (Gennao) no involucra la concepción, ya que ella tiene que ver con la uni…

EL PODER DE LA JUSTICIA PARTE # 7

MINISTERIO DE LA ENSEÑANZA Y LA EVANGELIZACIÓN “JESÚS SOBERANO SEÑOR” ESCUELA DE FORMACIÓN Y CAPACITACIÓN TEOLÓGICA
EL PODER DE LA JUSTICIA PARTE # 7 A continuación voy a explicar en forma exegética -tomando en cuenta los medios de interpretación- algunos textos bíblicos que han sido utilizados tradicionalmente por entes religiosos con una mala interpretación -en forma eisegética, fuera del contexto histórico- los cuáles han sido constituidos como una doctrina fuera de la realidad bíblica, condicionando así la Salvación del hombre, negando la eficacia de la obra regeneradora que se dio una sola vez en Cristo, y que el hombre obtiene por la fe, y la disfruta por fe.
> “Por tanto, es necesario que con más diligencia atendamos a las cosas que hemos oído, no sea que nos deslicemos. 2Porque si la palabra dicha por medio de los ángeles fue firme, y toda transgresión y desobediencia recibió justa retribución, 3¿cómo escaparemos nosotros, si descuidamos una salvación tan grande? La cual, habien…

EL PODER DE LA JUSTICIA PARTE. 6

MINISTERIO DE LA ENSEÑANZA Y LA EVANGELIZACIÓN “JESÚS SOBERANO SEÑOR” ESCUELA DE FORMACIÓN Y CAPACITACIÓN TEOLÓGICA
EL PODER DE LA JUSTICIAPARTE. 6
Cualquier pecado que cometamos ante Dios nos debe contristar pero no condenar. Yo me siento contristado y avergonzado delante de la santidad de Dios por el pecado que hice, pero nunca me siento condenado ante Él, porque Él nunca me condenará, y tampoco se avergonzará de mí. b) El mismo nivel de justicia que está en Dios está en mí, esto indica que Dios es más Santo que yo pero no más justo. Dios es justo porque en Él inherentemente no hay pecado, pero es Santo porque Él no comete pecado. En parte lo mismo pasa con nosotros, después de ser justificados en nuestro espíritu no hay pecado y eso nos hace tan justos como Dios, pero en nuestras acciones pecamos y eso nos niega la posibilidad de ser santos como lo es Dios. La justicia tiene que ver con una posición, la santidad con las obras, esto indica que la justicia que está en mí es un suceso que se…

EL PODER DE LA JUSTICIA PARTE #5

MINISTERIO DE LA ENSEÑANZA Y LA EVANGELIZACIÓN “JESÚS SOBERANO SEÑOR” ESCUELA DE FORMACIÓN Y CAPACITACIÓN TEOLÓGICA
EL PODER DE LA JUSTICIA PARTE #5

Como en la Cruz se dio el Ministerio del Cambio, y Él fue mi mediador (Mesites), mi sustituto, de la misma manera y con la misma fuerza, propiedad y autoridad que Dios imputó el pecado sobre Jesús, imputó la justicia sobre mí. Cristo se llevó mi estado de pecado, pero Dios me dio su estado de justicia (2ª Corintios 5:21). De la misma manera como Dios vio a Jesús como el germen del pecado, me ve a mí como la justicia misma. De la misma forma como Dios puso el pecado en Jesús y lo declaró culpable, puso sobre mí su justicia y me declaró justo.
Por esta causa corroboro lo antes dicho, que aun cayendo en el pecado más horrendo o más degradante de este mundo, por causa del misterio del cambio y de la sustitución que se dio en la cruz, dejaré de ser santo pero no dejaré de ser justo. Esto indica que no hay obras de pecado en este mundo que me condene.
“…