sábado, 22 de junio de 2013

EDUCACION SEXUAL PARTE I

EDUCACION SEXUAL PARTE I

LECTURA: 1ª CORINTIOS 7:1-5

UNA OBSERVACIÓN DEL AUTOR.
Saludos y respeto. Me dirijo a los que son seguidores en Facebook- en el Hotmail y en el http://maestrojosebriceno.blogspot.com/ para informarles, que en esta oportunidad, estaré compartiendo un tema que ha sido negado su información en el Seno de la iglesia por diversas rezones, entre ellas, es que para muchos el tema del sexo es un tabú, cosa que no se debe hablar dentro de la congregación. Por esta causa este es un tópico que no es acto para religiosos, prejuiciosos, ni para enfermos que tienen sus mentes llenas de pornografía. Mi objetivo no es pervertir, es instruir, educar, perfeccionar un carácter; en el área de la sexualidad, para contribuir en aras de que en la pareja haya un mayor disfrute en el coito sexual tal como lo ordeno el Señor en el momento de la creación del hombre y la mujer. ///Bendiciones///

INTRODUCCIÓN.

Esta breve guía sobre el sexo constituye un menú amoroso para leer a solas con tú pareja, un menú libre para dar más agilidad a la comunicación amorosa, un intermediario capaz de derruir paulatinamente en el hilo de sus páginas las inhibiciones opresoras, una suave iniciación en las técnicas del amor.

Mejorar su conducta amorosa significa abrirse a nuevos placeres, otorgarse la posibilidad de satisfacer mejor a su pareja; muchas veces en el lecho conyugal hay una latente insatisfacción por parte de los cónyuges. La información que damos en esta guía nos propone una iniciación en el arte de amar: mediante consejos prácticos facilitamos sugerencias que van a modificar y liberar la imaginación de los miembros de la pareja, a través de estas líneas haremos una descripción e ilustración de las posturas elementales del coito y otras fórmulas básicas.

Las variaciones en el acto sexual son una buena manera de renovar el placer y de acceder a una verdadera comunión de los sexos. Con frecuencia, un buen acoplamiento sexual permite vivir más armoniosamente el vínculo de la pareja con su entorno. Esta guía alberga el propósito de teñir de vivos colores la vida cotidiana de la pareja e invitarle a tener unas mejores relaciones sexuales. Quisiera, a los lectores de esta guía, pedirles con todo el respeto, que miren el contenido como un material instructivo y educativo para la formación y el mejoramiento de las relaciones sexuales dentro del matrimonio, y no como un material pornográfico ni de inspiración a ello, mi más grande deseo es instruir no pervertir.

LA IMPORTANCIA DE CONOCER LA MATERIA.

La base fundamental para tener y gozar de una buena relación sexual satisfactoria en el matrimonio, está en el conocimiento que se obtenga de la materia.

Un gran porcentaje de los cristianos y de la raza humana llevan sus relaciones como los animales, por instinto; no tienen ni la menor idea de la importancia y el significado de tener una relación sexual satisfactoria. Una de las causas de este fenómeno (de no haber satisfacción en los cónyuges dentro de sus relaciones sexuales) es la falta de conocimiento que se tenga de la materia. La causa de que una relación sexual no pase de cinco minutos es que no se aplican ciertas técnicas dentro de la relación que van a preparar un ambiente favorable para la fusión de los genitales, y que se pueda alcanzar un orgasmo simultáneo y placentero. Soy de los que piensan que cuando se obtiene conocimiento de la materia se obtienen herramientas para poder trabajar y dedicarle tiempo a nuestras relaciones sexuales; debemos entender que una relación sexual es algo más que la fusión de los genitales, dicha fusión es el sello culminatorio de dicha relación y que muchos por ignorar la materia hacemos de la fusión el comienzo de la relación, y el culminar prematuro de una mala e infructuosa relación sexual. Pienso que con tanta zona que tienen los cónyuges para explorar y las cosas que se pueden expresar y decir, una relación sexual lo menos que debe durar es 15 minutos: el sexo es un don que Dios nos ha dado y debemos disfrutarlo a lo máximo dentro de sus límites.

Otro de los fenómenos que se da dentro de los cristianos en su mayoría es que para muchos el sexo es un tabú. Algo que no se puede hablar ni expresar con libertad dentro del lecho matrimonial; más adelante cuando tratemos el sexo como don de Dios ampliaremos el tema.

Nota: Mi objetivo es alcanzar y ampliar el conocimiento de los cónyuges en la materia para que así pueda disfrutar de sus relaciones sexuales.

¿QUÉ ES LA SEXOLOGÍA?

Es el estudio científico de la sexualidad y de los problemas psicológicos que implica.

¿QUÉ ES LA SEXUALIDAD?

Psicoanalíticamente la sexualidad es: conjunto de manifestaciones que abarca el placer ligado al funcionamiento del aparato genital y los placeres ligados al ejercicio de una función vital, acompañados del apoyo de un placer inmediatamente sexual.

EL SEXO COMO DON DE DIOS.

“Por ello el hombre dejará a su padre y a su madre, y se unirá a su mujer, y serán una sola carne” (Génesis 2:24). Cuando una persona ha experimentado este descubrimiento y lo ha expresado en palabras, decide abandonar sus propias raíces y convertirse en esa nueva unidad que no es fusión, ni desaparición, ni coexistencia, sino mutua dependencia. El misterio más grande de la relación sexual es que, comenzando con una sorpresa y continuando con una expresión personal, termina formando un estado de feliz dependencia. Este es el curso del sexo en lo físico, la parábola de la vida conyugal. Si nos mantenemos en el texto bíblico, debemos decir que la unión física es solamente el fin del camino entre sorpresas y expresión, entre el descubrimiento y la entrega.

Pero es menester vivir el preludio de esa experiencia, si la experiencia precede al preludio no puede producir la riqueza que simboliza, fue la intención de Dios que toda la humanidad tuviese ese conocimiento por intermedio del sexo.

Dios borró toda vergüenza en este conocimiento, por medio del cual el cuerpo acompañaba al alma en la carne, en el cual la vida y el lenguaje se seguían sin interrupción, y en el que el reconocimiento se afectaba no por sacrificio ni por fuerza, sino por mutua entrega y expresión amorosa.

El sexo no es pecado, cuando se hace en el orden de Dios es un don de Dios. Dios no hizo al hombre asexual lo hizo totalmente sexual de diferentes sexos para dependencia mutua. Si el sexo fuera pecado el primero que instó al hombre a pecar fue Dios cuando le dio al hombre la responsabilidad de crecer y multiplicarse (Génesis 1:28). El apóstol Pablo recomienda las relaciones sexuales todo lo que más puedan para evitar la fornicación. He tenido experiencia donde dictando este taller, hermanos se me han acercado diciendo que cada vez que ellos hacen sus relaciones sexuales se sienten condenados; yo he aprendido lo contrario, cada vez que hago mis relaciones sexuales con mi esposa estoy disfrutando de uno de los más grandes placeres que Dios me ha dado, y trato de disfrutarlo lo máximo dentro del vínculo matrimonial y en el orden de Dios, sin entrar en la pornografía o el desvío sexual. Cada vez que hago mis relaciones sexuales sello aún más, el pacto matrimonial. Dentro de tu matrimonio hazlo todo lo que puedas y las veces que quieras: debemos entender en cuanto a Dios y a tus relaciones sexuales que Él no interviene en las relaciones sexuales en el matrimonio cuando se hace en su orden.

>Dios no tiene que ver cuántas veces lo hagas.

Dios se complace cuando tú disfrutas de lo que Él te dio, el sexo es un don de Dios. Cuando yo les regalo algo a mis hijos y veo como lo disfrutan sin darle un mal uso, yo como padre me complazco, por igual Dios: yo puedo hacer el sexo las veces que yo quiera, mientras el cuerpo aguante y haya el deseo hay que disfrutar y aprovechar la oportunidad antes que vengan los días malos en el cual diga el pene ya no tengo contentamiento. Hay un decir que nosotros los evangélicos no más que podemos hacer el sexo una vez a la semana, eso es totalmente falso. Siempre que haya mutuo acuerdo en las parejas y haya el deseo y la disposición háganlo todo lo que puedan.

> Dios no tiene nada que ver dónde se hace.

El lugar donde se hace no es problema de Dios, yo puedo hacer el sexo en todas las áreas de mi casa, en el cuarto, el baño, la oficina, la sala, comedor...

Desde el punto de vista sexual es favorable, ya que rompe con la rutina.

> Cómo se hace.

En cuanto a la posición y forma Dios tampoco interviene, siempre y cuando se haga en el orden de Dios.

Nota: Más adelante cuando tratemos de las posiciones y de la exploración de algunas áreas haremos referencia a este Punto con detalle.

LA FORNICACIÓN DENTRO DEL MATRIMONIO.

El término fornicación viene del griego Phorneia que significa: Todo acto sexual ilícito delante de Dios aún dentro del matrimonio. 1ª Tesalonicenses 4:3-5, 1ª Corintio 5:1.

Hay diferentes tipos de fornicación o desvío sexual que ofenden la santidad de Dios y que por ende, como cristianos, debemos por todos los medios evitar caer en dichas prácticas.

Obviamente, se nos hace imposible describir todas las perversiones sexuales en profundidad, pero si deseamos describir algunas de ellas estudiadas desde el ámbito científico. Creemos que todo consejero y pastor debe conocerlas, ya que pueden ser motivo de alguna consulta.

>Bisexuales: Se refiere a las personas que mantienen relaciones sexuales con ambos sexos sin ningún tipo de preferencia. Da lo mismo con varón o mujer.

>Coprofilia: Es la excitación sexual provocada por la ingestión de excrementos, orina, flujo menstrual, semen.

>Coprolalia: Es la excitación que provoca el pronunciar palabras obscenas, mientras tiene la relación sexual, una variante de la coprolalia son las llamadas telefónicas obscenas.

>Ninfomanía: Se llama así a los deseos exagerados e incontrolables de tener relaciones sexuales en la mujer. El deseo emerge y la persona debe satisfacerlo esté donde esté. Algunos consideran que esto no debe clasificarse dentro de las perversiones. Este deseo irrefrenable se le conoce en el varón como satiriasis.

>Pornófilos: Son aquellos que encuentran gran placer en frecuentar los ambientes de las prostitutas: saunas, bares, prostíbulos. El moverse en ese ambiente les provoca un gran deseo sexual.

>Troilismo: Es aquel que incorpora un tercero en su relación sexual con su pareja.

>Homosexualismo: Es el tipo de persona que siente atracción sexual por individuos de su mismo sexo.

Nota: En el caso de la mujer se denomina lesbianismo.

>El Narcisismo: Son aquellas personas que están enamoradas de sí mismas, gozan de sí mismas, de sus propios cuerpos o imágenes. Son egoístas, no hay lugar para el otro en su vida. Algunos de éstos al masturbarse lo hacen en un espejo, y fantasean con ellos mismos.
El narcisista se satisface solo, y de la única manera es a través de la masturbación.

>Zoófilo: Es el tipo de persona que siente atracción sexual por los animales y practica con ellos.

LA MASTURBACIÓN Y LO RELACIONADO A ELLO.

La masturbación no es un tema del cual se hable en la Biblia. El pecado de Onán relatado en Génesis 38:8-9, el cual a menudo se lo interpreta como la masturbación, eran en realidad unos coitos interruptus. El acto egoísta de Onán constituía un abierto desafío al cumplimiento de su deber para con su hermano, el cual era requerido por la Ley del Liverato (Deuteronomio 25:5).

Así Onán privó a la viuda de su hermano de la posibilidad de concebir y tener hijos. Erróneamente, a la masturbación se le conoce como Onanismo que según el pasaje bíblico, describe el caso. Lo que sucedió en Onán queda descartado como masturbación.

¿Qué es la masturbación?

El término masturbación viene del latín “Manu Stupratio” que significa: “Seducción por la mano”.

Podemos definir la masturbación como la búsqueda solitaria del placer sexual, sin la necesidad de un objeto sexual externo. Esta búsqueda de placer se puede dar utilizando cualquier medio: manual o instrumental.

La masturbación es el acto de satisfacción de las necesidades sexuales del hombre o de la mujer mediante reservadas manipulaciones y artificios del pene o del clítoris para llegar al orgasmo.

Psicológicamente, en un sentido amplio, al hablar de masturbación estamos refiriéndonos a su equivalente, autoerotismo.

¿Es o se considera pecado la masturbación?.

Científicamente la masturbación esporádica o frecuente no se considera en el campo sexológico una perversión, pero desde el punto de vista bíblico más que religioso, no existe en las Escrituras ninguna prohibición moral a la masturbación, ni en el Antiguo ni en el Nuevo Testamento, ni se considera un tema bíblico. Sin embargo, se ha demostrado psicológicamente que para la práctica de la masturbación se debe entrar en fantasías sexuales, se debe meditar en experiencias sexuales anteriores, que incluye cualquier material pornográfico, revistas, audio o video; muchas veces se cae en el narcisismo, fantaseando con ellos mismos frente a un espejo. Viéndolo desde este ángulo la masturbación se debe considerar pecado porque en esta línea se entra en el mundo de la fornicación, todavía no he conocido el caso de alguien que se masturbe pensando en una bicicleta.

¿Es o se considera pecado la masturbación entre las parejas?
Si consideramos el concepto que dimos de masturbación y analizamos lo que encierra, entonces, debemos afirmar que dentro del matrimonio no existe la masturbación, ya que la masturbación se conoce como el autoerotismo, el hecho de que los cónyuges se acaricien los órganos genitales sin la debida penetración es parte del juego o la relación sexual, en definitivo no existe la masturbación en el coito matrimonial.

Las caricias mutuas:

Las caricias mutuas constituyen una buena manera de preparar el camino hacia el coito. Gracias a las manos se pueden realizar movimientos de una gran precisión que harán que ambos disfruten de las mejores sensaciones. Mediante caricias descubrirás con todo detalle el cuerpo de tu pareja, mediante estos pequeños juegos, podrás expresar de forma libre tus deseos y preferencias, haciéndole saber a tu pareja lo que más te gusta.

E-mail: meejesussoberano77@hotmail.com / josebriceno77@hotmail /josebricenoa77@gmail.comcom/www.reformafm.net/
www.lorini.tv Busca los estudios en videos del Maestro: José N. Briceño A. por YOU TUBE
Conéctate por FACEBOOK / http://maestrojosebriceno.blogspot.com/
Telf. 0416-8607602/ 0414.650.99.92/ 0261.7373387.
Venezuela-Maracaibo-Zulia

jueves, 20 de junio de 2013

LA OBRA DEL ESPÍRITU SANTO EN LA IGLESIA. PARTE II

LA OBRA DEL ESPÍRITU SANTO EN LA IGLESIA. PARTE II

PRODUCTO DE LA MORADA DEL ESPÍRITU PASAMOS A SER RECEPTORES DE LA UNCIÓN.
Lo primero que debemos aclarar es la diferencia que hay entre la unción del Antiguo Testamento y la unción del Nuevo Testamento. En el antiguo pacto, la unción no era el Espíritu Santo. Según Éxodo 30:25.30. La unción era un ceremonial y tenía que ver con derramar aceite sobre algo o alguien, en señal de consagración. Viene del hebreo “Masa”.

En Juan 12:3 se nos muestra que el acto de derramar un perfume sobre los pies de Cristo es relativo a la “Unción”. El texto dice: “Entonces María, tomó una libra de perfume de nardo puro, de mucho precio, y ungió los pies de Jesús…”

Observe que el acto de la unción en el Antiguo Testamento es aplicado al derramamiento de cualquier elemento sobre algo o alguien con un propósito específico, y que dicho acto no es aplicado al

¿QUIÉNES RECIBÍAN LA UNCIÓN EN EL ANTIGUO PACTO?
Sólo cuatro tipos de personas que son: Reyes, profetas, sacerdotes y jueces.

¿CUÁL ES EL ELEMENTO UTILIZADO PARA LA CEREMONIA DE LA UNCIÓN EN EL ANTIGUO TESTAMENTO?

Era un aceite llamado “el aceite de la unción del santo”. Este aceite Dios mismo lo mandó a preparar mezclando aceite de oliva con especies aromáticas, donde cada una de las especies tenía sus medidas y métodos de preparación. Esta preparación sólo la podía elaborar el Sumo Sacerdote, y Él sólo la podía aplicar a la persona a quien Dios así lo indicara. Éxodo 30:22.33.

¿QUÉ ES LA UNCIÓN EN EL NUEVO TESTAMENTO?

En el Nuevo Pacto, la unción es el mismo Espíritu Santo. Si tomamos en cuenta lo que se conoce en la Hermenéutica como pasajes paralelos podemos notar que la unción en el Nuevo Pacto es el Espíritu Santo, esto se declara en común en dos pasajes.

“Más el consolador, el Espíritu Santo, a quien el Padre enviará en mi nombre, Él os enseñará todas las cosas,…” Juan 14:26.

“Pero la unción que vosotros recibisteis de Él, permanece en vosotros, y no tenéis necesidad de que nadie os enseñe; así como la unción misma os enseña todas las cosas,…” 1ª Juan 2:27.

Según lo registrado en Hechos, la unción es el Espíritu Santo, el Ungido es Cristo, y el que unge es Dios.

“cómo Dios ungió con el Espíritu Santo y con poder a Jesús de Nazaret,…” Hechos 10:38.

¿CUÁL ES EL ELEMENTO QUE DIOS UTILIZA PARA UNGIR EN NUESTROS TIEMPOS? La respuesta es muy clara: El mismo Espíritu Santo. Esto está revelado en las Escrituras.

“El Espíritu de Jehová El Señor, está sobre mí, porque me ungió Jehová” Isaías 61:1.

“El Espíritu del Señor está sobre mí, por cuanto me ha ungido…” Lucas 4:18.
“Como Dios ungió con el Espíritu Santo y con poder a Jesús de Nazareth…”Hechos 10:38.

¿QUIÉN RECIBE LA UNCIÓN EN ESTOS TIEMPOS?

Toda persona que haya nacido de nuevo, es promesa de Dios y es el deseo de Dios. Lucas 11:11.13. Hechos 2:14.21.

¿QUIÉN ES EL QUE UNGE EN ESTOS TIEMPOS?

Jesús es el encargado de ungir a la Iglesia con el Espíritu Santo. Lucas 3:16, dice: “… Yo, a la verdad, os bautizo en agua, pero viene uno más poderoso que Yo, de quien no sois digno de desatar la correa de su calzado; Él los bautizará en Espíritu Santo y fuego…”

LA UNCIÓN QUE ESTÁ REPRESENTADA POR EL ESPÍRITU, EQUIVALE AL PODER.

Tanto en el Nuevo Testamento como en el Antiguo, el Espíritu Santo es el Poder de Dios. Según Miqueas 3:8. Lucas 4:14; 24:49. Hechos 1:8; 10:38, el Espíritu Santo representa y es el Poder de Dios. Para tener una mejor comprensión de lo relacionado al Poder y tener una mejor apreciación de esto voy a dar un desarrollo de lo que implica el Poder de Dios en nosotros.

ANALICEMOS LA PLURALIDAD DE LOS PODERES DE DIOS EN LA SINGULARIDAD DE UN PODER

Pablo en Efesios 1:19, nos presenta la pluralidad de los Poderes de Dios en la singularidad de un poder. Pablo no sólo presenta el Poder de Dios, sino que hace mención de los Poderes de Dios. El pasaje dice: “…y cual la supereminente grandeza de su Poder (Dunamis) para con nosotros, lo que creemos según la operación (Energen) del Poder (kratos) de su fuerza (Iskus).”

Según lo que acabamos de leer, el Apóstol Pablo presenta cuatro poderes que están inherentes en el creyente, por el Espíritu Santo que está en él. Pasemos a definir cada uno de esos poderes:

Dunamis: De donde se deriva el castellano “Dinamita”. Este término se utiliza para hacer referencia del poder en bruto, que está inherente en Dios. Hablar del dunamis, es referirse al poder absoluto, contenido en Dios, es como la pólvora preparada y empastada esperando ser activada.

Energen: De donde se deriva el castellano “Energía”. Tiene que ver con el poder manifestado en acción. La energía es el mismo dunamis manifestado en actividad. Mientras la pólvora procesada y compactada no se active se le llama dinamita; al activarse se le llama energía, que tiene que ver con la detonación.

Kratos: Tiene que ver con expansión, con el alcance, el arrastre que tiene el dunamis cuando se manifiesta en energía al darse la detonación. El kratos es el radio de acción o repercusión del dunamis manifestado. El kratos demuestra la soberanía, lo insuperable e ilimitado que es el Poder de Dios, el kratos muestra la potencia de Dios.

Iskus: Tiene que ver con el poder sobre las cosas externas o la fuerza misma. El iskus demuestra el señorío y la autoridad irresistible e insuperable de la manifestación del Poder de Dios.

El Iskus, en su manifestación física refleja lo fuerte que es Dios. Este poder se manifestó en la apertura del Mar Rojo, en la vida de Sansón, en la resurrección de Cristo.

LA CAPACIDAD DEL PODER CON EL QUE CONTAMOS

Lo primero que tenemos que entender, es que tenemos tanto poder que ni siquiera Dios nos sobrepasa en poder.

El término que el apóstol Pablo utilizó en Efesios 1:19 para hacer referencia al Poder de Dios es “Hipérbole”, que indica lo exagerado del Poder de Dios. El término hipérbole tiene que ver con un poder exagerado, que no tiene medidas; es ilimitado, no tiene anchura, altura ni profundidad.

Según el Apóstol Pablo, toda esta capacidad de poder que está en Dios, está también en el creyente, porque en la Iglesia mora el Espíritu Santo, que es Dios y a su vez representa el Poder de Dios. Miqueas 3:8. Lucas 4:14; 24:49. Hechos 1:8; 10:38.

Si analizamos el poder de Dios en operación, nadie puede sobrepasar a Dios en la operación del poder, porque quien sino Dios puede crear mundos y todo lo que está hecho. Pero Si analizamos el poder en capacidad, desde el punto de vista cuantitativo, ni siquiera Dios nos sobrepasa en poder, porque el mismo poder que está en Dios, está en nosotros, porque en nosotros está el Espíritu Santo de Dios y Él es el poder.

Según todo lo que hemos enseñado acerca de los Poderes de Dios y nuestra capacidad de poder como receptores de ese poder, no necesitamos más poder, ni pedir poder, lo que tenemos que hacer es descubrir cómo desatarlo y ejecutarlo

ES EL TESTIGO INTERNO (HECHOS 20:23)

En el Antiguo Pacto, Dios dirigía a los hombres a través de los sentidos físicos. Ellos, para poder captar el mensaje de Dios, tenían que ver, oír, tocar, oler. Dios no podía tener comunión con ellos en el Espíritu porque estaban muertos espiritualmente. Los hombres necesitaban de vellones, nubes, columnas de fuego, zarza ardiendo, Tumin y el urín, truenos, relámpagos, voz audible; ellos no tenían percepción espiritual.

Pablo dijo que el hombre natural, refiriéndose a los no convertidos, no puede entender las cosas que son del Espíritu porque se han de discernir espiritualmente, y afirmó, que lo espiritual se debe acomodar a lo espiritual. 1ª Corintios 2:13.14.

En estos tiempos, Dios no quiere tratar con nosotros a través de los sentidos físicos, sino a través de la intuición espiritual, de Espíritu a espíritu. Hay que entender que quien trabaja a través de los sentidos físicos es el diablo. Un creyente que esté tentando a Dios con vellones, está entrando en el terreno de lo físico, y fácilmente puede ser engañado por Satanás.

El Espíritu Santo es el testigo interno que nos dará testimonio en lo más profundo de nuestro ser, acerca de los asuntos de Dios. Por esta causa, debemos aprender a desarrollar el sentido espiritual para poder escuchar y captar la voz del Espíritu en el interior.

Romanos 8:16, dice: “El Espíritu mismo da testimonio a nuestro espíritu, de que somos hijos de Dios.”

El término “Testimonio”, del griego es “Summartureo”, y tiene que ver con: Corroborar y concordar con el sentir que tiene el espíritu renacido del hombre en lo más profundo de su ser, dándole una profunda convicción para determinar una decisión, que lo llevará a una acción.

Según este término, el Espíritu Santo no se limita a dar testimonio a nuestro espíritu de nuestra redención, sino de todas las cosas que estén acordes con los propósitos y la voluntad de Dios.
Cabe aclarar que sólo los que viven una vida en el Espíritu, podrán captar el testimonio del Espíritu. Jamás se podrá sintonizar el Espíritu Santo viviendo en la carne. Pablo dice que el hombre carnal no puede entender las cosas del Espíritu.

El carnal es el tipo de hombre que aun cuando haya recibido la naturaleza de Dios y la simiente de Dios, camina en una vida de pecado, dejando manifestar en él al viejo hombre, y esto es producto de no tener el alma santificada por el Espíritu Santo por la Palabra. 1ª Corintios 3:1.3.

Un hombre que tenga la mente en el pecado y que viva por los sentidos jamás podrá captar el testimonio del Espíritu. Por esta causa, Dios tiene que entrar al terreno de lo natural para poder dirigir, a través de los sentidos físicos, a los que no han aprendido a desarrollar el sentido espiritual.

NOS CONDUCE Y NOS MUESTRA LA VERDAD.

El Espíritu Santo es el único que nos puede conducir a la verdad ya que ésta es parte de su naturaleza. La verdad está intrínseca en Él, es la fuente de la verdad. Cuando se le adjudica el apelativo “Verdad”, se hace, sin usar el artículo determinado “La”, indicando que la verdad es Él mismo, y “el Espíritu es Verdad” 1ª Juan 5:6.

>Juan 14:17: “El Espíritu de Verdad”

>Juan 14:26: “Pero cuando venga el consolador, a quien Yo enviaré del Padre, el Espíritu de Verdad…”

>Juan 16:13: “Pero cuando venga el Espíritu de Verdad…”

La verdad en el Espíritu está en contraste con el error, el engaño, la mentira y la traición, (1ª Juan 4:6) por eso, quien se mueva bajo estas premisas, actúa influenciado por el diablo.

¿QUÉ ES LA VERDAD?

Esta es la pregunta que Pilatos le hizo a Jesús: “¿Que es la verdad?” Teológicamente se le ha dado varias interpretaciones, no se sabe con exactitud cuál fue la intención de Pilatos al hacer la pregunta. Podría ser:

a) Un deseo sincero de conocer la verdad.

b) Un cinismo filosófico, al ser confrontado con la verdad que vio en Jesús.

c) O era indiferencia o sarcasmo ante el testimonio de Jesús acerca de la verdad.

Cualquiera que fuera el motivo, Pilatos dio la espalda al hombre quien intrínsecamente era la verdad, y el único que podría dar respuesta a su pregunta. La verdad es difícil de definir por las diferentes aplicaciones que se le da.

>La verdad, por una parte, es Jesús mismo. En toda su plenitud Él es la perfecta expresión de la verdad. Juan 15:6.

>La verdad es aplicable al Espíritu Santo, así como a su existencia misma. Juan 14:17; 15:26; 16:13.

>La verdad es aplicable a la Palabra. La Palabra de Dios es verdad. Juan 17:17.

>La verdad, como carácter o virtud, se puede entender como: Lo inmutable, lo que se mantiene, aquello que no falla ni frustra nuestras expectativas.

>La verdad es lo real, que es contrario a lo ficticio, lo imaginario, la fantasía, lo místico, es lo que refleja la idea, o aquello que es.

>La verdad es aquello que se establece y se defiende por sí mismo, lo inmutable, que no cambia, no falla, lo que permanece.

>La verdad vale más que la vida ya que muchos la entregaron por ella.

¿COMO Y A TRAVÉS DE QUÉ, EL ESPÌRITU SANTO NOS CONDUCE A LA VERDAD?

De los tres elementos que el Espíritu utiliza para conducirnos y mostrarnos la verdad, El principal es la Palabra. Jesús dijo: “Santifícalos en tu Verdad, tu Palabra es verdad”.

1ª Timoteo 3:16 dice: “Toda la Escritura es inspirada por Dios, y útil para enseñar, para redargüir, para corregir, para instruir,…”.

La Palabra da testimonio del Dios Padre, del Dios Hijo, y del Dios Espíritu Santo. En la Palabra se puede conseguir todo el carácter y las virtudes relacionadas con la verdad. La ignorancia es el peor enemigo de la verdad. Ella te impide ver la realidad y el genuino valor de las cosas.

Quien no vive y ama la verdad, vive en el vacío, en un abismo, en la frustración, en la perplejidad, en lo que no es real; construyendo para sí, un mundo de falsedad que lo llevará a su propia destrucción.

El ceñirnos con la verdad según Efesios 6:14 tiene que ver con salir de la ignorancia, es ver y reconocer la Palabra que Dios ha designado para nosotros y permanecer en ella. Jesús dijo: “Y conoceréis la verdad, y la verdad os hará libres.”

Jamás lo místico, lo imaginario o la fantasía, serán capaces de conducir a la verdad. Sólo el Espíritu Santo te puede conducir al conocimiento de la verdad de Dios que está en su Palabra, ya que Él ilumina lo que Él mismo reveló.

Nos enseña.

El término que se utilizó en griego para hacer referencia al verbo “Enseñar”, relacionado con el Espíritu Santo es “Didasko”, que significa: Uno que da instrucciones.

“Más el Consolador, el Espíritu Santo, a quien el Padre enviará en mi nombre, él os enseñará todas las cosas, y os recordará todo lo que yo os he dicho” Juan 14:26.

“Pero la unción que vosotros recibisteis de él permanece en vosotros, y no tenéis necesidad de que nadie os enseñe; así como la unción misma os enseña todas las cosas,…” 1ª Juan 2:27.

Desde la antigüedad, el Espíritu Santo viene ocupando esta tarea. En Nehemías 9:20, dice: “Y enviaste Tu Buen Espíritu para enseñarles…”

La enseñanza es producto del conocimiento de la verdad, no puede haber enseñanza en ausencia de la verdad. El Espíritu Santo te muestra la verdad, y mostrándote la verdad te enseña.

Debemos tomar en cuenta un principio que está relacionado con la enseñanza que viene del Espíritu. El Espíritu Santo solo enseña a dos tipos de personas, los que no saben y quieren aprender, y los que saben y quieren seguir aprendiendo. El tener un espíritu enseñable y un deseo de aprender son factores determinantes para ser enseñados por el Espíritu.

El segundo elemento son los Ministerios.

Jesús constituyó cinco (5) Ministerios para perfeccionar a los santos. El término “perfeccionar”, viene del griego “katartismo”, que indica: Ajustar, y tiene que ver con la plena preparación y la formación de un carácter. Madurar, completar, equipar.

Los Ministerios también fueron constituidos para edificar al cuerpo. El término “Edificar”, viene del griego “oikodomeo”, que indica: Promover el crecimiento espiritual, desarrollar el buen carácter de la Iglesia.

Cabe notar que estas dos características forman parte del pastorado, que indica apacentar. Proviene del griego “Bosco”, que indica: alimentar, instruir, proveer comida, dar cuidados.

Para edificar y perfeccionar como Ministros, tenemos un solo elemento: la Palabra. Por esta causa, como Ministros debemos ser diligentes y amantes del estudio de la Palabra, dedicándole tiempo a ella.

Es una decepción para el Espíritu Santo, que en el momento que quiera perfeccionar a la Iglesia a través de un Ministro, éste no haya alcanzado perfección en el conocimiento de la verdad, por no ser amante del estudio de las Escrituras. Un Ministro no debe descuidar por ninguna razón el estudio de la Palabra.

Pedro, en Hechos 6:2.4. Dijo: “No es justo que nosotros dejemos la Palabra de Dios para servir a las mesas, nosotros persistiremos en el ministerio de la Palabra”.
Pablo le dice a Tito que sea, “Retenedor de la Palabra fiel, tal como ha sido enseñada, para que también pueda exhortar con sana enseñanza, y convencer a los que contradicen…” Tito 1:9.

No vamos a desarrollar en este estudio este elemento, ya que este Ministerio, tiene un estudio completo acerca de los dones del Espíritu.

A CONTINUACIÓN ANEXO TRES VÍDEOS EN RELACIÓN A LA OBRA DEL ESPÍRITU.

http://www.youtube.com/watch?v=SFeNMta4d1k N-1

http://www.youtube.com/watch?v=zX-iSDKswKE N-2

http://www.youtube.com/watch?v=EQAsKYdfgQ8 N-3

E-mail: meejesussoberano77@hotmail.com / josebriceno77@hotmail / josebricenoa77@gmail.comcom/www.reformafm.net/
www.lorini.tv Busca los estudios en videos del Maestro: José N. Briceño A. por YOU TUBE
Conéctate por FACEBOOK / http://maestrojosebriceno.blogspot.com/
Telf. 0416-8607602/ 0414.650.99.92/ 0261.7373387.

jueves, 6 de junio de 2013

COMUNICADO


Me dirijo única y exclusiva mente a los que se consideran discípulos, amigos, y simpatizantes de este Ministerio; a nivel nacional como internacional. Que de alguna forma han sido bendecidos por El. Ministerio el cual represento como Maestro. 

La presente es para informarles del proyecto que está en desarrollo de construir la sede del Ministerio de la Enseñanza “Jesús Soberano Señor” que se construirá en la Ciudad de Maracaibo en el Estado Zulia Venezuela. 

La Sede tendrá unas dimensiones en su contrición de 1000 metros cuadrados, en dos estaciones (piso) con la idea de que en ella funcione el núcleo principal de la Escuela de Formación y Capacitación Teológica, sus oficinas, departamento de administración, de producción, de publicidad, logística, un circuito cerrado de televisión, entre otros; y un salón múltiple con capacidad para 800 personas. 

Acudo a los que en verdad se consideran mis Discípulo que de alguna u otra forma han sido bendecido por este Ministerio de la Enseñanza el cual Represento. Ciento de seguidores que tengo en el Facebook y el Hotmail, me han manifestado su agradecimiento por las enseñanzas recibidas y por lo que han sido bendecidos por ellas. Creo que es tiempo de manifestar dicho agradecimiento con hechos aportando con tus finanzas en forma voluntarias en lo que puedas dar para realizar este proyecto; es un dar de gracia porque de gracias recibiste. Esto lo hago con el mismo sentido Como el de Moisés, cuando acudió a su pueblo para que trajeran sus ofrendas para construir el Tabernáculo. Dice las Escrituras que fue tanta la solidaridad del pueblo en dar, que Moisés les pidió al pueblo que no trajeran más ofrendas de tanto que habían dado. Este fenómeno se dio con el Rey David cuando pidió para la contrición del tabernáculo de adoración. 

Estoy muy claro en lo personal que mi fuente es Dios, pero ustedes se pueden convertir en el medio para llevar a cabo este proyecto, que será de bendición a muuuuchas vidas a nivel mundial.

Reitero, la ofrenda que vas a dar que sea de forma voluntaria, en agradecimiento, con alegría, en pleno gozo. No quiero que te sientas intimidado, manipulado, condenado, para dar, ni antes ni después de hacerlo, hazlo con libertad. Dios bendice al dador alegre. 

A continuación anexo los números de cuenta en la que puedes depositar o hacer transferencia con toda confianza la ofrenda voluntaria el cual se agradecerá de ante mano. Bendiciones, bendiciones, beeendiciones.

NOTA: LES INFORMO QUE ESTA OFRENDA SE UTILIZARA ÚNICA Y EXCLUSIVAMENTE PARA ESTE PROYECTO, NO HARÉ DESVIÓ NI MALVERSACIÓN DE FONDO DE LO QUE RECIBA.

Maestro: José Briceño

CUENTAS BANCARIAS DEL MINISTERIO

DEPOSITE O HAGA SU TRANSFERENCIA DEL APORTE FINANCIERO PARA LA CONSTRUCCIÓN DE LA CEDE. ÚNICA Y EXCLUSIVAMENTE EN ESTAS CUENTAS.

# 0108-2435-4101.000-63443- C/ CORRIENTE. BANCO PROVINCIAL. A NOMBRE DE “JOSE BRICEÑO”. Ci 7.716.619

# 0134-0095-41-0953036005- C/ CORRIENTE. BANCO BANESCO. A NOMBRE DE JOSE BRICEÑO. CI: 7.716.619

# 0116-0113-88-0012919870- C/CORRIENTE BANCO B.O.D. CORBANCA. A NOMBRE DE “JESÚS SOBERANO SEÑOR” RIF: 30294493-7

EN EL CASO DEL APORTE INTERNACIONAL DEBERÁN ENVIAR SU OFRENDA POR “JEP PERU” O WESTER UNION. A VENEZUELA A NOMBRE DE: JOSE NICOLAS BRICEÑO ALDANA. E INFORMAR POR LOS CORREOS josebriceno77@hotmail.com meejesussoberano77@hotmail.com. O ATREVES DEL FACEBOOK LOS QUE ESTÉN AGREGADOS. ///BENDICIONES///



LA OBRA DEL ESPÍRITU SANTO EN LA IGLESIA. PARTE I



Lo primero que debemos entender como creyentes, es que el Espíritu Santo es el don de Dios para la Iglesia, no para el mundo. Jesús dijo en Juan 14:17: “El Espíritu de verdad, el cual el mundo no puede recibir, porque no le ve ni le conoce; pero vosotros le conocéis, porque mora con vosotros, y estará en vosotros.”

Juan 3:16 dice que Cristo es el don de Dios para el mundo. De la misma forma que recibimos a Cristo como don de Dios mientras estuvimos en el mundo para salvación, debemos recibir al Espíritu Santo como don de Dios ahora que somos creyentes, ya que hemos creído.

La experiencia que el creyente ha tenido con la persona del Espíritu Santo es muy superficial, aislada a la verdad de Dios. Debemos sacar al Espíritu del mundo de la Teología, que deje de ser abstracto para nosotros y que pase a ser una verdad en nuestras vidas. Uno de los pecados más graves que ha venido cometiendo el creyente en contra de la persona del Espíritu, es ignorarlo como persona y no tomar en cuenta sus funciones.

Por esta causa, la Iglesia vive como los huérfanos en relación al Espíritu Santo. Él fue el agente enviado del Padre para asistirnos en todas las áreas de la vida. Él nos muestra la verdad, nos enseña, corrige, guía, nos recuerda las cosas, nos capacita con poder, hace de nosotros su morada, Él es el testigo interno, nos conduce a la comunión, aboga por nosotros, nos da iluminación de los misterios del Padre y del Hijo, nos asiste en la obra de evangelización, en el convencimiento del pecado. 

El no tomar al Espíritu Santo en cuenta, es vivir desprovisto de todas estas cosas, sin recursos y sin posibilidades de éxito en lo que emprendamos.

El no tomar en cuenta al Espíritu Santo, es una de las formas de apagar al Espíritu (1ª Tesalonicenses 5:19) y de contristarlo (Efesios 4:30).

La formas de estar llenos del Espíritu, es dejar que Él sea operativo en nuestras vidas, dejando que Él ocupe el lugar que le corresponde. Jesús tipificó el Espíritu Santo como ríos por dos causas: 

a) La primera, usa el plural, indicando que son muchas las operaciones que el Espíritu viene a hacer en nuestras vidas.

b) La segunda es que el río nunca se estanca, él siempre está fluyendo. 
El Espíritu Santo no vino para estancarse en tu vida, Él vino a fluir. En Juan 7:38 Jesús dijo: “El que cree en mí, como dice la Escritura, de su interior correrán ríos de agua viva.”

Para que tengamos una idea de lo significativo que es el Espíritu Santo en la vida de un creyente, voy a hacer un recuento para analizar los riesgos que Jesús tuvo al decir estas palabras en la fiesta de los tabernáculos.

La fiesta de los tabernáculos era anual, en dicha fiesta, según Levíticos 23:34.43, Números 29:12.38 y Deuteronomio 16:13.15, toda la familia judía debía abandonar sus casas para habitar en tiendas como recordatorio de haber habitado en tiendas durante la peregrinación en el desierto.

A esta fiesta, después del cautiverio, se le añadió un ceremonial que consistía en una procesión que partía desde el templo hasta al estanque de Siloé, tomar agua del estanque en una vasija de oro que era llevada de regreso al templo en manos del gran Sumo Sacerdote. El agua era derramada en el altar mezclado con vino, sobre el sacrificio preparado. Esta agua era derramada como símbolo de agradecimiento por el agua que brotó de la roca y fue bebida por todo el pueblo. Éxodo 17:6.

En dicha ceremonia, se convocaba a todos los hombres de Israel y había una atención única sobre el Sumo Sacerdote. Jesús, en una forma desapercibida interrumpió la ceremonia lo cual era un delito, y al hacerlo era reo de muerte; y para agravar esta situación lo hizo durante el último día de la fiesta.

Lo que no entendía el pueblo es, que quien interrumpió la ceremonia tenía toda la autoridad para hacerlo, porque Él es la roca de donde brotó el agua en el desierto y todos bebieron de ella (1ª Corintios 10:4) La misma roca se hizo presente en la ceremonia e hizo una invitación a beber agua de la fuente, en contraste con la pequeña cantidad de agua que derramaba el Sumo Sacerdote y que de paso venía de un estanque.

La roca que es Cristo, en su cumplimiento a lo dicho por Isaías 12:3, no solo hace una invitación a beber, sino que te ofrece la fuente del agua que fluirá como ríos para satisfacción propia y para ser satisfacción para otros.

Jesús dijo: “… si alguno tiene sed, venga a mí y beba. El que cree en mí, como dicen las Escrituras, de su interior correrán ríos de agua viva.”

Juan da testimonio diciendo: “Esto dijo del Espíritu Santo que habían de recibir los que creyeran en Él”.

Era tanta la urgencia del Mesías de anunciar el advenimiento del Espíritu, que tomó todos los riesgos al esperar el último día de la fiesta, el de mayor consagración, el día de la entrega, donde había mayor concurrencia. 

Ese día Jesús proclamó la profecía dicha por el profeta Isaías cuando dijo: “Sacaréis con gozo agua de las fuentes de la salvación” Isaías 12:3.

Hace de la iglesia su morada.

Lo primero que hay que tomar en cuenta, es que el Espíritu Santo nunca pudo hacer morada como habitación en las personas del Antiguo Testamento, Él sólo venía hacía la obra y luego se ausentaba, y esto lo hacía sólo en cuatro tipos de personas, para una tarea específica, para el respaldo del llamado que tenían, que son: Reyes, Profetas, Jueces y Sacerdotes. Sobre estos el Espíritu Santo sólo posaba, no moraba.

Juan 1:32-33, corrobora lo antes mencionado: “También dio Juan testimonio, diciendo: Vi al Espíritu que descendía del cielo como paloma, y permaneció sobre Él”
“Y no le conocía, pero el que me envió a bautizar con agua, aquél me dijo: Sobre quien veas descender el Espíritu y que permanezca sobre Él...”

El término “Permanecer” refiriéndose al Espíritu Santo en la vida de Jesús, nos da indicios que sobre la primera persona en la que el Espíritu Santo vino a hacer su morada fue Jesús, luego vino a hacerlo en la Iglesia. 

Tome en cuenta esta verdad que a continuación voy a describir:

>Dios Padre se denomina “Dios por nosotros”
>Dios Hijo se denomina “Dios con nosotros” Emmanuel
>Dios Espíritu Santo se denomina “Dios en nosotros”, cuando hace su morada.

Jesús dijo: “El Espíritu Santo que mora con vosotros, y estará en vosotros.”

Para que el Espíritu Santo viniese a morar en nosotros como cuerpo, primero tuvo que darse la justicia y la vida de Dios, es decir, primero tuvimos que ser justificados y vivificados, porque en la naturaleza de pecado y de muerte, Él no puede morar permanentemente en nosotros. Estábamos en total contraste con su naturaleza. 

Todo esto es corroborado por Ezequiel cuando dice: “Esparciré sobre vosotros agua limpia, y seréis limpiados de todas vuestras inmundicias, y de todos vuestros ídolos los limpiaré; os daré corazón nuevo, y pondré espíritu nuevo dentro de vosotros, y quitaré de vuestra carne el corazón de piedra, y os daré un corazón de carne, y pondré dentro de vosotros mi Espíritu…” Ezequiel 36:25.27.

Para mayor comprensión de la habitación del Espíritu Santo en el creyente, debemos hacer un análisis etimológico de dos términos y conocer sus propiedades y sus valores. Estos términos son: “Morada” y “Templo”.

Morada: El verbo morar en griego es “Oikeo”, derivado de “Oikos”, que indica una casa o habitación. El término “Oikeo” que Pablo utilizó para referirse al Espíritu Santo como morador, tiene que ver no solamente con el que habita, sino con el dueño o propietario de la morada. Esto hace entender desde el punto de vista etimológico, que el Espíritu Santo no sólo vino a morar en el hombre sino que es Dueño y Señor de su morada. De no ser así, el Espíritu Santo sería un arrimado o un inquilino.

Según el testimonio de los que escribieron las Escrituras, el Espíritu Santo no es un simple morador como arrendador, no es un invasor, no está arrimado. Es el dueño de la Iglesia, que es su cuerpo, y tiene todo el derecho sobre ella.

“¿No sabéis que soy templo de Dios, y que el Espíritu de Dios mora en vosotros?” 1ª Corintios 3:16.

“En quien vosotros también sois, juntamente edificados, para morada de Dios en el Espíritu. “Efesios 2:22.

“¿O pensáis que la Escritura dice en vano: El Espíritu que Él ha hecho morar en nosotros, nos anhela celosamente?” Santiago 4:5.

Según estos pasajes, debemos entender y aceptar, que el creyente no tiene ningún derecho como morada del Espíritu para tomar decisiones con su vida sin consultar con la persona del Espíritu que es el Dueño de la morada.

En Apocalipsis se registra uno de los más grandes fenómenos que se pueden dar en contra de la comunión que debe haber entre Dios y la Iglesia. 

El pasaje dice: “… Yo estoy a la puerta y llamo; si alguno oye mi voz y abre la puerta, entraré a él y cenaré con él y él conmigo. “Apocalipsis 3:20.

No es posible entender cómo es que Cristo, siendo el dueño, Señor, y cabeza de la Iglesia está del lado fuera tocando para que lo dejen entrar. Esto se da también con el Espíritu Santo y la Iglesia; que habitando Él en nosotros y siendo Dueño y Señor de la morada, no tenga libertad en ella. El trato que la Iglesia le ha dado al Espíritu Santo como el morador es semejante al que se le da a un arrimado. Un arrimado, al pasar el tiempo estorba, cansa, obstina, roba la privacidad; y por esta causa se busca la forma de salir de él. Quizás en una forma declarada y directa no sintamos ni hagamos esto en contra del Espíritu Santo, pero nuestros hechos lo afirman, al tener poca intimidad y comunión con el Espíritu Santo, que se refleja en el hecho de tomar decisiones y hacer con nuestro cuerpo lo que queramos sin consultar con Él, siendo Él el Dueño y Señor nuestro, al tomarnos como morada. 

Nunca olvidemos esta verdad, nadie puede venir a hacer con nuestra casa lo que le venga en gana, de igual manera, nadie puede tomar decisiones en nuestra vida y con nuestro cuerpo sino aquél que es el propietario de la morada. Esto es el Espíritu Santo. 

1ª Corintios 6:19.20 dice: “¿O ignoráis que vuestro cuerpo es templo del Espíritu Santo, el cual está en vosotros; el cual tenéis de Dios, y que no sois vuestro, porque habéis sido comprados por precio; glorificad, pues, a Dios en vuestros cuerpos y en vuestro espíritu, los cuales son de Dios.”

Templo: En griego aparecen dos términos para hacer referencia a esta palabra, pasemos a definirlos:

Hieron: Se usa para hacer referencia al edificio con sus recintos y sus utensilios. Hechos 19:27. 1ª Corintios 9:13.

Naos: Este es el término que se utilizó en el Antiguo Testamento para hacer referencia al lugar Santísimo llamado El Santuario, lugar donde se encontraba el Arca del Pacto (Levítico 16:15.16). En este lugar sólo podía entrar el Sumo Sacerdote una vez al año. Esto nos muestra lo serio del asunto en cuanto a este lugar como morada de Dios. No todo el mundo podía entrar.

Pablo no sólo afirma que nosotros, como sacerdotes, tenemos acceso al lugar Santísimo, sino que somos la morada, el santuario, el templo y la casa de Dios. 1ª Corintios 3:16. 2ª Corintios 6:16. Efesios 2:21.22. Santiago 4:5.

Esta verdad parece que muchos no le han dado importancia, al vivir en una forma desenfrenada, cayendo en libertinaje, profanando el santuario de Dios. 

En el antiguo testamento tenemos un ejemplo claro y la tomo como verdad paralela, en relación a la profanación, sacrilegio y abominación cometidos en el templo de Dios. Se trata del sacerdote Elí y sus hijos quienes tenían sus relaciones sexuales en el mismos altar del sacrificio e irrespetando y teniendo en poco la santidad de Dios. Por tal acción fue rechazado el sacerdocio de Elí y se procedió a la muerte de sus hijos. (1ª Samuel 2:22.35). Que me dice a mí que Dios va hacer tolerante ante tanto pecado cometido con premeditación y alevosía, donde préstamos y cedemos nuestro cuerpo que es templo del Espíritu Santo para tal acción, cometiendo sacrilegios, entrando en profanación, y detracción; cosa que es abominación ante el Espíritu Eterno. 

Pablo es claro en el asunto, exhortando a los creyentes que viven en este estado de pecado, con el fin de que se condujeran en santidad. 1ª Corintios 6:12.20.

“Todas las cosas me son lícitas (me son permitidas), mas no todas convienen; todas las cosas me son lícitas, mas yo no me dejaré dominar de ninguna. Las viandas para el vientre, y el vientre para las viandas; pero tanto al uno como a las otras destruirá Dios. Pero el cuerpo no es para la fornicación, sino para el Señor, y el Señor para el cuerpo... ¿No sabéis que vuestros cuerpos son miembros de Cristo? ¿Quitaré, pues, los miembros de Cristo y los haré miembros de una ramera? De ningún modo. ¿O no sabéis que el que se une con una ramera, es un cuerpo con ella? Porque dice: Los dos serán una sola carne. Pero el que se une al Señor, un espíritu es con él. Huid de la fornicación. Cualquier otro pecado que el hombre cometa, está fuera del cuerpo; más el que fornica, contra su propio cuerpo peca. ¿O ignoráis que vuestro cuerpo es templo del Espíritu Santo, el cual está en vosotros, el cual tenéis de Dios, y que no sois vuestros? Porque habéis sido comprados por precio; glorificad, pues, a Dios en vuestro cuerpo y en vuestro espíritu, los cuales son de Dios” 1ª Corintios 6:12.20.

No os unáis en yugo desigual con los incrédulos; porque ¿qué compañerismo tiene la justicia con la injusticia? ¿Y qué comunión la luz con las tinieblas? ¿Y qué concordia Cristo con Belial? ¿O qué parte el creyente con el incrédulo? ¿Y qué acuerdo hay entre el templo de Dios y los ídolos?, porque vosotros sois el templo del Dios viviente, como Dios dijo: Habitaré y andaré entre ellos, y seré su Dios y ellos serán mi pueblo. Por lo cual salid de en medio de ellos y apartaos, y no toquéis lo inmundo y Yo os recibiré...” 2ª Corintios 6:14.18.

En conclusión: La exhortación de Pablo radica en hacerle crear conciencia al creyente el peligro de tomar el cuerpo y prestarlo para la fornicación, uniéndola a una ramera, cumpliendo así el principio presentado en el Génesis el cual establece que ambos serán una carne, esto cercena por completo la vida de comunión y de intimidad con Cristo siendo Él la cabeza del cuerpo. Y por otro lado seria caer en acto de profanación, detracción, y sacrilegio; que es abominación ante Dios, que siendo nuestro cuerpo morada y santuario de Dios en el Espíritu le estemos contaminando con dichas acciones tan bajas, y que a su vez degradan la vida del hombre en todos sus aspectos. Salomón dijo en sus escritos. “…El que comete adulterio es falto de entendimiento; corrompe su alma el que tal hace Heridas, vergüenza y destrucción hallará,…” Proverbios 6:32.33. 

El cometer acto de detracción, profanación, y sacrilegio trae como resultado un apagar y contristar al Espíritu Santo.

El Apóstol Pablo hace una serie de advertencia en sus escritos a cerca del asunto. Verifiquemos estas verdades.

“Ninguna palabra corrompida salga de vuestra boca, sino la que sea buena para la necesaria edificación, a fin de dar gracia a los oyentes. Y no contristéis al Espíritu Santo de Dios, con el cual fuisteis sellados para el día de la redención. Quítense de vosotros toda amargura, enojo, ira, gritería y maledicencia, y toda malicia. Antes sed benignos unos con otros, misericordiosos, perdonándoos unos a otros, como Dios también os perdonó a vosotros en Cristo” Efesios 4:29.32.

“Estad siempre gozosos. Orad sin cesar. Dad gracias en todo, porque esta es la voluntad de Dios para con vosotros en Cristo Jesús. No apaguéis al Espíritu…1Examinadlo todo; retened lo bueno. Absteneos de toda especie de mal” 1ª Tesalonicenses 5:16.22.

“Doy gracias a Dios, al cual sirvo desde mis mayores con limpia conciencia, de que sin cesar me acuerdo de ti en mis oraciones noche y día; deseando verte, al acordarme de tus lágrimas, para llenarme de gozo; trayendo a la memoria la fe no fingida que hay en ti, la cual habitó primero en tu abuela Loida, y en tu madre Eunice, y estoy seguro que en ti también. Por lo cual te aconsejo que avives el fuego del don de Dios que está en ti por la imposición de mis manos. 7Porque no nos ha dado Dios espíritu de cobardía, sino de poder, de amor y de dominio propio” 2ª Timoteo 1:3.7.

“…Y el fuego encendido sobre el altar no se apagará, sino que el sacerdote pondrá en él leña cada mañana, y acomodará el holocausto sobre él, y quemará sobre él las grosuras de los sacrificios de paz. El fuego arderá continuamente en el altar; no se apagará…” Levítico 6:12.13.

Apagar: Según el pensamiento del Apóstol Pablo, el apagar al Espíritu es el acto de dificultar sus operaciones en un acto evidente, en el testimonio oral en las reuniones eclesiales de los creyentes.

Contristar: Causar dolor, 
Según estos dos conceptos en lo general: el apagar y contristar es el acto de dejar inoperante al Espíritu en la vida del creyente.

Esto está en contraste con las características del Espíritu como ríos según lo dicho por Jesús. Jesús tipifico el espíritu como ríos por dos cosas.

>Ríos en el plural: porque son muchas las cosas que el Espíritu Santo viene hacer y a desarrollar en la vida del creyente.

>Rió Como manantial. Porque el rió nunca se estanca el siempre está fluyendo. 
Hay tres actos que el creyente comete en contra del Espíritu Santo que lo lleve a estar inoperante que son:

Profanación: Uso irrespetuoso en forma deliberante y premeditada en acto de alevosía en estado de conciencia, de cosas, objetos, incluso, personas, a las cuales se considera sagradas. Es también el darle mal uso a los bienes recibidos de Dios en actos viles y vergonzosos. 

Sacrilegio: Es el acto de no sentir respeto por lo sagrado. De no tener sentido de responsabilidad, de honra por aquello que está destinado y apartado para el uso santo.

Detracción: Consiste básicamente en el descuento que efectúa el comprador o usuario de un bien que tiene a la venta.

En el sentido teológico detracción es el acto de restar el sentido de santidad a lo que por natural es santo, teniendo en lo interno poco respeto por las cosas sagradas. Es cuando se entra en un estado de mente donde lo inmoral me parase común y normal, donde lo normal y lo hermoso es deformado hasta ser depravado, anormal y feo. 

¿Cómo evitar entrar en estos actos vergonzosos que restan a nuestra vida espiritual? Teniendo dominio propio.

El término “Dominio propio” viene del Griego “Enkrateia” tiene que ver con la fuerza de voluntad.

El tener “Dominio propio” se conoce como el poder controlador de la voluntad bajo las operaciones del Espíritu Santo. Hechos. 24:25.

El “Dominio Propio”: Está en someterse a la voluntad de Dios a favor de sus demandas que están reveladas en su palabra 2ª Pedro 1: 3.9.

El “Dominio Propio”: Tiene que ver con el sometimiento del carácter y de los deseos carnales. Es el nivel de disciplina que tiene la persona evitando que la vida se desmorone; tiene que ver con uno que se retiene por dentro, (Tito.1:8) es tener cuidado de uno mismo 1ª Timoteo 4:16.

El “Dominio Propio”: Es La fuerza de la voluntad que un ser tiene para tomar decisiones sabias y dar pasos firmes y concretos. Nunca olvides, que
somos nosotros los llamados a renunciar a los deseos carnales, Dios no lo va hacer por nosotros. Nunca le pidas a Dios que te quite lo que tú tienes que dejar, ten Dominio propio sobre ti mismo, y serás un triunfador en la vida.

¿Qué es lo que le da sentido interno para tener dominio propio? El sentido de conveniencia. Pablo en sus cartas presenta el sentido de conveniencia, a lo cual es útil para la vida del creyente.

“Todas las cosas me son lícitas, mas no todas convienen; todas las cosas me son lícitas, más yo no me dejaré dominar de ninguna.” 1ª Corintios 6:12.

“Todo me es lícito, pero no todo conviene; todo me es lícito, pero no todo edifica” 1ª Corintio 10:23. 

Pablo En Romanos presenta el sentido de conveniencia en contraste a lo que conviene.

“Y como ellos no aprobaron tener en cuenta a Dios, Dios los entregó a una mente reprobada, para hacer cosas que no convienen; estando atestados de toda injusticia, fornicación, perversidad, avaricia, maldad; llenos de envidia, homicidios, contiendas, engaños y malignidades; murmuradores, detractores, aborrecedores de Dios, injuriosos, soberbios, altivos, inventores de males, desobedientes a los padres, necios, desleales, sin afecto natural, implacables, sin misericordia; quienes habiendo entendido el juicio de Dios, que los que practican tales cosas son dignos de muerte, no sólo las hacen, sino que también se complacen con los que las practican” Romanos 1:28.32.

David el rey tuvo sentido de conveniencia. Por la experiencia que tubo David en el pecado que cometió con betabel, el rey desarrollo un sentido de conveniencia, hasta el punto que ministro a un alma que está viva y latente con un espíritu muerto porque David no había sido redimido.

“Bendice, alma mía, a Jehová, y bendiga todo mi ser su santo nombre. Bendice, alma mía a Jehová, y no olvides ninguno de sus beneficios. Él es quien perdona todas tus Iniquidades, El que sana todas tus dolencias; El que rescata del hoyo tu vida, El que te Corona de favores y misericordias; El que sacia de bien tu boca de modo que te rejuvenezcas como el águila” Salmo 103:1.5.

Bajo un sentido de conveniencia Pablo le insta a Timoteo que se ejercitara en la piedad.

“Si esto enseñas a los hermanos, serás buen ministro de Jesucristo, nutrido con las palabras de la fe y de la buena doctrina que has seguido. Desecha las fábulas profanas y de viejas. Ejercítate para la piedad;” 1ª Timoteo 4:6.7. 

El término ejercítate es un verbo derivado del terminan en griego “Gimnasio”

Etimológicamente el texto en el griego le da un sentido más amplio, por lo cual pablo lo que le dijo a Timoteo fue: “Entrena tu alma en forma integral con vista a la piedad, para que puedas tener sentido de conveniencia y puedas discernir entre el bien y el mal”

Engruesa y fortalece los músculos de la santidad, para que ante las tentaciones del mal y las ofertas engañosas de la vida, puedas ser resistente, teniendo sentido de conveniencia, desarrollando el dominio propio pasando a ser cabal en el reino y Dios pueda llevar a cabo en ti su propósito. 

Nota: A continuación les dejo un mensaje que es muy reciente que trata de la Persona del Espíritu Santo en la vida del creyente. Bendiciones, bendiciones, beeendiciones. 

http://www.youtube.com/watch?v=4kRSFBdRTTw

E-mail: meejesussoberano77@hotmail.com / josebriceno77@hotmail / josebricenoa77@gmail.comcom/www.reformafm.net/
www.lorini.tv Busca los estudios en videos del Maestro: José N. Briceño A. por YOU TUBE
Conéctate por FACEBOOK / http://maestrojosebriceno.blogspot.com/
Telf. 0416-8607602/ 0414.650.99.92/ 0261.7373387.
Venezuela-Maracaibo-Zulia