miércoles, 29 de mayo de 2019

PALABRA DE ILUMINACIÓN
LA FE UN ESTILO DE VIDA N° 12
DR. MAESTRO JOSÉ N. BRICENO A.
SI QUIERES PARTICIPAR CON UNA OFRENDA PARA LA EXPANSIÓN DE ESTE MINISTERIO, Y DIFUNDIR ESTOS MENSAJES, LO PUEDES HACER POR TRANSFERENCIA A LA CUENTA DE
BAN OF AMERICAN, SIENDO EL CORREO ASOCIADO A LA CUENTA:
JOSEN77BRICENOA77@GMAIL.COM   A NOMBRE DE JOSÉ BRICENO.
O POR PAYPAL SIENDO EL USUARIO EL CORREO JOSEN77BRICENOA77@GMAIL.COM 
  MIL GRACIAS POR SU APOYO Y APORTE FINANCIERO.


martes, 28 de mayo de 2019

PALABRA DE ILUMINACIÓN
LA FE UN ESTILO DE VIDA N° 11
DR. MAESTRO JOSÉ N. BRICENO A.
SI QUIERES PARTICIPAR CON UNA OFRENDA PARA LA EXPANSIÓN DE ESTE MINISTERIO, Y DIFUNDIR ESTOS MENSAJES, LO PUEDES HACER POR TRANSFERENCIA A LA CUENTA DE
BAN OF AMERICAN, SIENDO EL CORREO ASOCIADO A LA CUENTA:
JOSEN77BRICENOA77@GMAIL.COM   A NOMBRE DE JOSÉ BRICENO.
O POR PAYPAL SIENDO EL USUARIO EL CORREO JOSEN77BRICENOA77@GMAIL.COM 
  MIL GRACIAS POR SU APOYO Y APORTE FINANCIERO.



lunes, 27 de mayo de 2019

PALABRA DE ILUMINACIÓN
LA FE UN ESTILO DE VIDA N° 10
DR. MAESTRO JOSÉ N. BRICENO A.
SI QUIERES PARTICIPAR CON UNA OFRENDA PARA LA EXPANSIÓN DE ESTE MINISTERIO, Y DIFUNDIR ESTOS MENSAJES, LO PUEDES HACER POR TRANSFERENCIA A LA CUENTA DE
BAN OF AMERICAN, SIENDO EL CORREO ASOCIADO A LA CUENTA:
JOSEN77BRICENOA77@GMAIL.COM   A NOMBRE DE JOSÉ BRICENO.
O POR PAYPAL SIENDO EL USUARIO EL CORREO JOSEN77BRICENOA77@GMAIL.COM 
  MIL GRACIAS POR SU APOYO Y APORTE FINANCIERO.



sábado, 25 de mayo de 2019

¿SE PUEDE SER RECHAZADO POR DIOS PARA EL EJERSICIO DEL MINISTERIO DESPUES DE HABER SIDO LLAMADO?
Analicemos la triste historia de Moisés, y la advertencia que nos da pablo en relación al asunto.
“Subió Moisés de los campos de Moab al monte Nebo, a la cumbre del Pisga, que está enfrente de Jericó; y le mostró Jehová toda la tierra de Galaad hasta Dan, todo Neftalí, y la tierra de Efraín y de Manasés, toda la tierra de Judá hasta el mar occidental; el Neguev, y la llanura, la vega de Jericó, ciudad de las palmeras, hasta Zoar. Y le dijo Jehová: Esta es la tierra de que juré a Abraham, a Isaac y a Jacob, diciendo: A tu descendencia la daré. Te he permitido verla con tus ojos, mas no pasarás allá. Y murió allí Moisés siervo de Jehová, en la tierra de Moab, conforme al dicho de Jehová. Y lo enterró en el valle, en la tierra de Moab, enfrente de Bet-peor; y ninguno conoce el lugar de su sepultura hasta hoy. Era Moisés de edad de ciento veinte años cuando murió; sus ojos nunca se oscurecieron, ni perdió su vigor. Deuteronomio. 34: 1 .7.
¿No sabéis que los que corren en el estadio, todos a la verdad corren, pero uno solo se lleva el premio? Corred de tal manera que lo obtengáis. Todo aquel que lucha, de todo se abstiene; ellos, a la verdad, para recibir una corona corruptible, pero nosotros, una incorruptible. Así que, yo de esta manera corro, no como a la ventura; de esta manera peleo, no como quien golpea el aire, sino que golpeo mi cuerpo, y lo pongo en servidumbre, no sea que, habiendo sido heraldo para otros, yo mismo venga a ser eliminado. 1ª Corintios 9:24.27.
El llamado al ministerio no te garantiza el éxito en el ministerio. Todo lo que se recibe de Dios, en la característica de un don, sea cual sea el don que se reciba, es irrevocable. Nunca Dios quita lo que da, usted lo pierde, por esta causa le tendremos que dar cuentas a Dios por lo que Él nos dio, de lo que perdimos.
En el sistema del reino en relación a Dios, por factores equivocados o malas decisiones, se puede dar la posibilidad de ser descartado, y remplazado en el ejercicio del ministerio. Dios es sumamente celoso cuando llama a un individuo para conferirle un don ministerial. El que es llamado capacitado y enviado al ministerio queda apartado, consagrado, destinado; para tal fin, para otra cosa no sirve. El no entender esto, es la vía segura para el fracaso. Hay áreas en la vida del ministro que tiene que cuidar, de no, Dios se verá en la obligación de desecharlo para el propósito para lo cual lo había escogido. Las Escrituras está llena de ejemplos de hombres que fueron llamados por Dios, pero por una mala decisión fueron descartados y desechados, y en su defecto otros fueron remplazados, casos como el de: Saúl, Sansón, Moisés.
En la actualidad lo digo con seguridad, que hay el montón de ministros que están ejerciendo sin el respaldo y la autoridad de Dios, porque desde hace tiempo fueron desechados por El. Están operando en humanismo, que es el poder que el ser humano tiene inherentemente para llevar a cabo sus metas aun dentro de la obra de Dios, cresen, prosperan, no dejan de tener resultado en lo que hacen por la ley de causa y efectos, pero ante los ojos de Dios son unos miserables, desventurados, pobres, y desnudos. La diferencia se verá en el tribunal de Cristo cuando sean juzgados por sus obras. Para evitar todos estos desajustes que a la larga producirá muchos dolores debemos tener en cuenta factores que a continuación voy a presentar.
Charles Swindoll dijo en su escrito en relación a los ministerios que viven sumergidos en el pecado, que la iglesia es como un leprocomio, lugar de asistencia a los que padecen de lepra, típica enfermedad donde la piel se cae por pedazos del cuerpo. La iglesia, es un organismo donde la moral, la ética, la santidad, el temor a Dios; se cae por pedazos, en ministros que están detrás del altar ministrando en pecado. Ministros donde ya tienen una mente cauterizada sin estado de conciencia, premeditando o haciendo planes y proyectos para ejecutar el pecado. Ministros que pecan con premeditación y alevosía. Ministros que perdieron toda cesibilidad. Ministro que perdieron el temor a Dios. Ministros que perdieron el sentido de santidad, de honra, de respeto por lo sagrado. Alguien dijo: “Cuando lo sagrado pasa a ser común, se pierde el sentido de santidad”.
La moral, la integridad, la ética, y la equidad; es como un gran piso, que con derechos podemos desarrollar nuestra fe, podemos ejercer autoridad, y podemos ser administradores de los bienes del Reino. Por lo contrario, perderíamos ante Dios y el mundo que nos rodea todos los derechos para seguir fungiendo en el llamado que hemos recibido de Dios.
>Nuestra vida es como una hoja en blanco que hemos recibido de Dios con un apuntador para escribir en ella lo que queramos, pero debemos tener mucho cuidado lo que apuntemos, porque lo que se registra nunca será borrado, ni siquiera la Sangre de Jesús puede hacerlo.
> Hay errores que el hombre comete por causa de un pecado, el error es tan grave que muchas veces Dios perdona el pecado, pero el error no lo pasa por alto.
> En Dios, hay caminos que no tienen regreso.
> Andar en el Ministerio es como caminar en un piso de vidrio con zapatos de plomo, das un paso mal dado rompes el vidrio y no sabes dónde vas a caer.
> Nuestra vida es como una moneda, solo podemos comprar con ella una sola vez, dos veces no puedes comprar. Mira bien en que inviertes tu vida.
Para darle fuerza al tópico acerca de la vivencia en lo que hacemos, voy a presentar cuatro grandes virtudes en las que se movió el patriarca Job el cual lo llevaron hacer muy prospero ante los ojos de Dios. Analicemos estas virtudes:
Justo: Relativo a sus obras, su manera de conducirse en la vida. Esto es obra de justicia.
Recto: Relativo al motivo del corazón, a los móviles que lo llevaban hacer las cosas.
Temeroso de Dios: Relativo a su devoción, adoración, a una entrega.
Apartado del mal: Relativo a una determinación, una decisión, tiene que ver con el dominio propio.
Charles Swindollm plasmo en uno de su libro una verdad que me hizo reflexionar en grande, él dijo:
“Podemos seguir siendo el mejor cirujano del mundo, siendo el más grande de los promiscuos”.
“Podemos seguir siendo el mejor juez de una nación, siendo el más arrogante y soberbio que haya existido en el mundo”.
“Podemos seguir siendo el magnate más prestigioso de las naciones con los más altos niveles de corrupción financiera en la que se haya vivido”.
“Pero nunca, nunca, nunca; podemos desarrollar en éxito el Don Ministerial que hemos recibido de Dios sumergidos en el pecado. Porque el Don Ministerial no es una Profesión es una Vocación es un llamado, y te debes a un ser que su naturaleza es pura santidad”.
No te engañes, Dios no puede ser burlado, lo que tu siembra lo vas a recibir. En Dios no hay atajo como para caerle adelante.
DR. MAESTRO: JOSE N BRICENO A.