viernes, 16 de diciembre de 2016

VISIÓN MINISTERIAL  N° 1 MAESTRO. 
JOSE N. BRICEÑO A.

   “No que lo haya alcanzado ya, ni que ya sea perfecto; sino que prosigo, por ver si logro asir aquello para lo cual fui también asido por Cristo Jesús. Hermanos, yo mismo no pretendo haberlo ya alcanzado; pero una cosa hago: olvidando ciertamente lo que queda atrás, y extendiéndome a lo que está delante, prosigo a la meta, al premio del supremo llamamiento de Dios en Cristo Jesús” Filipenses 3:12.14.

    Introducción

    Cuando Dios llama a una persona al Ministerio, después de  capacitarlo lo  envía  a dicho  Ministerio dándole una visión, produciendo cambios en él  por  causa  de la  visión. La visión de Dios cambia la vida de los hombres.

    La  visión  en  un  líder  es parte del propósito de Dios el cual es depositado en la vida de quien Él llama,  para  llevar  a  cabo sus  planes, sus metas, sus proyectos.  Es el sueño inspirado  por  Dios   que  arde  en su  corazón del cual nunca se podrá despojar.

    Alguien  dijo  que la  fuerza,   el poder  y  la  intensidad  con  que  logremos  desarrollar  el Ministerio  está  en  proporción  directa  con  la  visión  que  se  ha  recibido,   si  no  hay  Visión  no  hay  un verdadero  motivo  que  nos  impulse  y  nos  comprometa  a  avanzar en  el  Ministerio,  el  objetivo  principal  y  absoluto   del  Ministerio   es  la  visión  que  ha  recibido,  si no  hay  visión,  demás  se  está  en  el  Ministerio.

    Por  esa  causa  es  importante  que  un  líder  reciba,  entienda  y  mantenga  la  visión  que  Dios  ha  puesto  en  él  por  causa  del  Ministerio,  acuérdate  que  lo  importante  no  es  tan  sólo  tener  una  visión sino  poderla  alcanzar, de esto depende el éxito en tu Ministerio, en  que  hallas  alcanzado  el  objetivo  del  Ministerio  que  viene  siendo  la  visión que incluye el propósito de Dios.

    En  el  desarrollo  de  este  seminario  que  se  titula  Visión   Ministerial,   estaremos  presentando  ciertas  verdades  que  tienen  que  ver  con  la  visión,  verdades  que  te  van  a formar y a confrontar y que por ende  te  van  a  dar  una e  identidad que  te   conformarán   en la   visión   que  Dios  te  ha  dado.

      LA   PROVISIÓN  EN  LA VISIÒN   MINISTERIAL.
   
    Cuando  Dios  llama  a  un  individuo  al  Ministerio,  Dios   lo dota de ciertos recursos que es lo que se conoce como la Provisión Ministerial.

  
     Cuando  nos referimos a la Provisión  Ministerial, hacemos referencia  a los suministros  que  vienen de parte de Dios por causa de la visión que recibimos en el llamado que se nos hizo, dentro de dicha provisión tenemos:

     a) Unción  Ministerial:   (que  no  tiene  nada  que  ver  con  la  unción  normal  y  colectiva  que  tiene  la Iglesia).

    b) Autoridad  Ministerial.

    c)  Gracia  Ministerial.

    d)  Proyección  Ministerial.

    e)  Estado  Financiero  de  Dios  en  el  Ministerio.

     La Visión es de suma importancia en un hombre que ha sido llamado y enviado al Ministerio, ya que de ella dependen los suministros que éste recibe como provisión de Dios. El término provisión es compuesto que indica: El proveer de Dios por causa de una Visión. Indica que todos los suministros que vienen de parte de Dios se darán por causa de la Visión que has recibido, si no hay Visión no hay provisión, y al no haber provisión no hay respaldo, y al no haber respaldo es un camino fácil al fracaso.

       Los suministros tales como: Unción, autoridad, gracia, proyección y  finanzas; son de suma importancia para desarrollar una misión y alcanzar la visión, pero si no hay visión todo esto pierde sus propiedades.

     Un Ministerio  sin visión carece de significado, por esta causa es inconcebible e  inadmisible  que un Ministro tenga un Ministerio y no  tenga visión. Cuando un Ministro en sus expresiones afirma  no saber  qué  hacer  en  el Ministerio,  se  debe  a  dos  factores:  El  hombre  no  tiene  visión   o  descuidó la  visión.  El Doctor Myles Munroe dice que el principio central de la vida es el propósito en el existir de los hombres, igual decir la visión. Y añade que la visión o el propósito guían y produce el desarrollo de los hombres.

     Alguien dijo: “Los dos días más importante para un hombre, es el día que nació, y el día que descubrió el por qué y para que nació.  Es  doloroso  decirlo,  pero un  gran  porcentaje   de  nuestras  Iglesias   están  siendo  dirigidas   por  hombres  que  no tienen  visión y si  la  tuvieron  la  perdieron o la abandonaron. Esto trae como resultado que el  Ministerio caiga  en  el terreno  de  la  manipulación, intimidación, el control, la  autocracia, el capricho  humano; entrando en la  anarquía rebelándose en contra del  propósitos  de Dios  y  de  esta  forma  no  se  dirige  a un pueblo.

     Debemos conocer que el Gobierno de la Iglesia es netamente  teocrático, es  Dios dirigiendo a la Iglesia a través de hombres  llenos  del Espíritu  Santo, en el sueño, la inspiración, y visión que Dios ha colocado  en dicho Ministerio.


  E-mail: josebriceno77@hotmail.com
 Busca los estudios en videos del Maestro: José N. Briceño A. por YOU TUBE
Conéctate por FACEBOOK / http://maestrojosebriceno.blogspot.com
Telf. 0416-8607602/ 0414.650.99.92/ 0261.7373387.
Venezuela-Maracaibo-Zulia



No hay comentarios:

Publicar un comentario