martes, 13 de marzo de 2012

QUIEN CREO A DIOS

QUIEN CREO A DIOS

Es contraproducente e inaceptable el tratar el tema de la cosmología o cosmogonía atribuida a Dios relativo a la creación si no se da una explicación de la mal llamada existencia o el ser de Dios. ¿Quién creó a Dios? ¿Cuál es su origen, su procedencia?

Alguien dio un pensamiento que ha tomado fuerza en la Historia referente a la existencia de Dios tratando de negar su existencia. “Que Dios es creación del pensamiento de los hombres” Esto según las Escrituras es debatido, porque ellas registran el ser de Dios.

El tratar de explicar el ser de Dios es algo inconcebible, inexplicable, abstracto. Él ¿Quién hizo a Dios? Es una pregunta llena de necedad, porque se basa en la falsa suposición de que Dios viene de alguna parte y esta suposición te lleva a otra pregunta ¿De qué parte viene? La respuesta es, que esta pregunta ni siquiera tiene sentido. Es como preguntar “¿A qué huele el azul?” El azul no está en la categoría de las cosas que tienen olor, así que la pregunta en sí misma es defectuosa y necia. De la misma manera, Dios no está en la categoría de las cosas que son creadas, o llegan a existir, o son causadas. Dios no tiene causa ni procedencia de creación, Él simplemente Es ¿Cómo sabemos esto? Bien, sabemos que de la nada, nada procede. Así que si alguna vez hubo un tiempo en que no existía absolutamente nada, entonces nada hubiera podido existir. Pero las cosas existen. Por lo tanto, puesto que nunca pudo haber habido absolutamente nada de la nada, algo tuvo que haber, ser, o estar siempre. Este ser que ha sido y ha estado por la eternidad es a quien llamamos Dios.

Vamos hacer un recorrido por las Escrituras para ver que podemos extraer del ser de Dios o de su existencia. 

El Apóstol Juan, es uno de los escritores que trata el tema del Ser o la mala llamada existencia de Dios.

“En el principio era el Verbo, y el Verbo era con Dios, y el Verbo era Dios. 2Este era en el principio con Dios. 3Todas las cosas por él fueron hechas, y sin él nada de lo que ha sido hecho, fue hecho” Juan 1:1.3.

En apocalipsis se trata de la preexistencia del Verbo que es Dios que denota lo antes y después de las cosas.

“Yo soy el Alfa y la Omega, principio y fin, dice el Señor, el que es y que era y que ha de venir, el Todopoderoso” Apocalipsis 1:8.

Este pasaje nos deja en claro la eternidad y lo infinito de Dios. Hagamos un análisis de su eternidad y de su infinidad.

Lo primero que debemos entender es que la eternidad y lo infinito en Dios no se deben denominar como atributos de Él, ya que a Dios nadie la atribuyo estas virtudes. La eternidad y lo infinito son propiedades o virtudes de Dios y en Dios. 

Eternidad: Lo que es antes, después del tiempo

Eterno: Es lo que no está sujeto al tiempo.

Dios es eternidad y es eterno, porque Él esta antes y después del tiempo y no está sujeto al tiempo. Apocalipsis 1:8.

Infinito: Es lo que no está sujeto al espacio, no tiene límites, no tiene fronteras. Es lo que va más allá de lo más allá. Salomón da testimonio de esta verdad haciendo referencia a Dios.

“Pero ¿es verdad que Dios morará sobre la tierra? He aquí que los cielos, los cielos de los cielos, no te pueden contener; ¿cuánto menos esta casa que yo he edificado” 1ª Reyes 8:27. 

“Mas ¿quién será capaz de edificarle casa, siendo que los cielos y los cielos de los cielos no pueden contenerlo?” 2ª Crónicas 2:6.

Para mayor comprensión de lo infinito de Dios, voy hacer una comparación tomando como referencia los dos puntos cardinales por donde sale y se oculta el sol que son el oriente y el occidente. Las Escrituras dicen que estos dos puntos cardinales están distante uno al otro. (Salmos 103:12) Si alguien quisiera acercarse a una de estos extremos jamás lo puede hacer, ya que cada vez que intentes acercarte ellos se hacen distantes, por lo tanto son inalcanzable.

Lo infinito de Dios es que Él va más allá del oriente y se consigue con el occidente. 1ª Reyes 8:27. 2ª Crónicas 2:6. 6:18. 

El mismo Dios da testimonio de su infinidad. “Jehová dijo así: El cielo es mi trono, y la tierra estrado de mis pies;…” Isaías 66:1. 

En Éxodo 3:14 se menciona la anticipada existencia de Dios, Dios le dijo a Moisés “YO SOY EL QUE SOY”

El término “YO SOY” en el aspecto etimológico encierra características y valores que son absoluta y propias del ser. 

“YO SOY” indica “SER” del hebreo “HAYAH” entre sus características y valores determina la existencia abstracta que interpretado significa: “Existir por sí mismo, permanecer en uno mismo” Mostrando a quien se le designa el termino, un gozar de absoluta independencia”

Cuando Dios le dijo a Moisés: “DILES A ELLOS QUE YO SOY ME ENVIÓ A VOSOTROS” lo que quiso decir fue: “Dile a ellos, que el que existe por sí mismo, permanece en él mismo y no depende de nadie, te está enviando” 

Cuando analizamos el término “JIREH” como nombre compuesto de Dios en su única y absoluta característica, significa: “EL QUE SE PROVEE” determinando lo absoluto de Dios, indicando que Él no queda desprovisto del favor de nadie (Génesis.22:14). Él es independiente, autosuficiente; de Él depende y proceden todas las cosas, Él es la sustancia misma del universo y de todo lo creado, Hebreos1:3.

En Juan 5:26. Se refleja las características del gran “Yo soy” Jesús dijo: “Porque como el Padre tiene vida en sí mismo,…”

Alguien dijo una hipérbole al tratar de explicar este texto: “Dios tiene tanto poder que pudo haberse hecho Él mismo”.

Un poeta le hace una interrogante en son de poesía a su colega teniendo una respuesta muy acertada. Él le dijo: “Aunque parezca prodigio preguntártelo me es preciso, decime quien hizo al mundo y quien hizo al que lo hizo”

Su colega le respondió: “Contesta yo te daré pero no de todas dos, quien hizo al mundo fue Dios quien hizo a Dios no lo sé” 

En conclusión al tópico de la existencia de Dios, queda de nosotros aceptar El Ser de Dios por el testimonio de las escrituras, o por la obra de su creación.

David dijo: “Los cielos cuentan la gloria de Dios, Y el firmamento anuncia la obra de sus manos” Salmo 19:1.

Pablo en romanos es común en sus escritos. Él dijo: “porque lo que de Dios se conoce les es manifiesto, pues Dios se lo manifestó. Porque las cosas invisibles de Él, su eterno poder y deidad, se hacen claramente visibles desde la creación del mundo, siendo entendidas por medio de las cosas hechas,…” Romanos 1:19.20.

MAESTRO JOSE N. BRICEÑO. A

E-mail: meejesussoberano77@hotmail.com /www.reformafm.net
Busca los estudios en videos del Maestro: José N. Briceño A. por YOU TUBE
Conéctate por FACEBOOK / http://maestrojosebriceno.blogspot.com/
Telf. 0416-8607602/ 0414.650.99.92
Venezuela-Maracaibo-Zulia

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada