martes, 10 de septiembre de 2013

El sentido de cobertura

El sentido de cobertura.

El sentido de Cobertura se ha tergiversado en lo absoluto perdiendo sus propiedades. Se entendiéndose por cobertura, el controlar, manipular, intimidar, imponerse; haciendo desprovisto a los hombres que Dios ha llamado, capacitado y enviado de la única y absoluta dirección de Dios, desviándolos a caminos equivocados y a llegar a destinos que Dios nunca designo.

El termino cobertura del hebreo es “Kesút” que indica: Cubierta, dar abrigo, proveer vestido, colocar un manto, dar refugio, guardar, atesorar, alimentar para engordar. Job 24:7- 26:6.

Otro sentido de cobertura según las Escrituras lo presenta tácitamente en el Nuevo Testamento, da la idea de: Paternidad que tiene relación con: la protección, la bendición, la amistad, la hermandad, la aceptación, el acobijar, la conserjería, el proveer, el de dar soluciones. Esto fue lo que hizo Jesús con sus discípulos, y con los que le rodearon.

Un padre provee a sus hijos seguridad, y por medio de una cobertura adecuada, les brinda el espacio y recursos suficientes para que ellos se puedan desarrollar libremente en su destino profético. La paternidad no implica control, ni manipulación, ni intimidación; es más bien, el establecimiento activo de una relación integral sobre un Ministerio donde se la provee una gracia que desata su llamado, lo encamina a mejores dimensiones, lo anima en sus momentos difíciles, lo exhorta en amor y lo promueve a otros niveles.

Aunque Timoteo no fue hijo engendrado en el Ministerio de Pablo, el Apóstol lo adopto como hijo dándole una cobertura paternal. Lo llamaba “Verdadero hijo de la fe…” (1ª Timoteo 1:18) “Amado hijo” (2ª Timoteo 1:2) “mi hijo amado…” 1ª Corintio.4:17)

Hay cuatro factores que determinan lo que es una cobertura, y se dieron en Melquisedec para con Abraham.

I) La cobertura nunca niega la paternidad independientemente de lo que haya pasado entre él y sus hijos siempre seguirá siendo padre. Como padre debemos entender que nunca podemos negar nuestros genes en nuestros hijos. por mucha deshonra que ellos nos causen. El que me arrepienta de haber engendrado un hijo no resta la verdad de que sea mi hijo, mis genes están en él.

II) La cobertura siempre fungirá como proveedor. Él no está a la espera que le des, lo de él es dar. Por esta causa una persona que sea tu cobertura nunca estará pendiente de tus diezmos, tus ofrendas, mejor dicho de tu dinero; para él siempre vela por tus valores intrínsecos. Tengas o no tengas que dar, estés en la condición en la que estés, siempre ve los valores que Dios puso en ti como creación.

III) La cobertura nunca te maldice, siempre será de bendición. Esto es notorio en nuestras congregaciones, que al abandonar el recinto donde te congregabas, el líder que era tu supuesta cobertura, te maldice, te censura, te difama, te mal impone, desea ´para ti lo peor; entre otras cosas. ¿A esto se le puede llamar cobertura? Que mientras estuviste con ellos te dieron un trato en proporción a lo que podían sacar de ti, solo ere un interés lo que ellos tenían por ti.

IV) La cobertura nunca será tu enemigo, bajo cualquier circunstancia siempre te brindara su amistad, nunca sufrirás una traición de quien es tu cobertura, todo es al contrario, cuando se es cobertura soportamos las más grandes traiciones de la vida, pero nunca pagamos ni devolvemos mal por mal.

“…Cuando volvía Abram de la derrota de Quedorlaomer y de los reyes que con él estaban, salió el rey de Sodoma a recibirlo al valle de Save, que es el Valle del Rey. Entonces Melquisedec, rey de Salem y sacerdote del Dios Altísimo, sacó pan y vino; y le bendijo, diciendo: Bendito sea Abran del Dios Altísimo, creador de los cielos y de la tierra; y bendito sea el Dios Altísimo, que entregó tus enemigos en tu mano.” Génesis 14:17.20.

Debido a estas verdades en lo personal no hayas en quien confiar, con quien compartir momentos difíciles que he pasado en el Ministerio, no hayas a quien confiarle tu familia en relación al pastorado, no hayas a quien entregarle el dinero en devoción (Diezmar y ofrendar). En el transcurso de 38 años en Dios, y 22 en el ejercicio del Ministerio de Maestro, he vivido en carne propia la desilusión, la traición, el despotismo, de quienes por año fingieron como tu cobertura.

Como se necesitan hombres con el carácter de Dios, de Cristo, y que tengan la pasión del Espíritu para fungir en la paternidad absoluta y brindar una cobertura con sentido de lealtad.

El mundo está lleno de gentes que estuvieron en la Iglesia y que por causa de haber sido: usados, manipulados, controlados, censurados, disfamados, traicionados, no tomados en cuenta; por quienes fungían como su cobertura, pero al final de la jornada se dieron cuenta que solo fingían, haciéndolos desprovistos. Esto me ha llevado a mí a tratar por todos los medios a no caer en este terreno, y ser antes los que me rodean, un padre, un protector, un benefactor; y brindar así la verdadera cobertura que emana de Dios, cobertura que tanta gente necesita en el seno de nuestras congregaciones.
Por ahora estoy en el ejercicio del Ministerio de la enseñanza, pero sé que en un futuro no muy lejano Dios me enviará al ejercicio del pastorada, por ahora estoy cumpliendo la etapa de la capacitación, la preparación; y el entrenamiento. La vida ha sido mi más grande universidad, donde Dios es mi más grande Decano, Cristo mi más grande Rector, y el Espíritu Santo mi más grande Maestro. Pronto nos veremos en el Pastorado. ///Bendiociones///

E-mail: meejesussoberano77@hotmail.com / josebriceno77@hotmail / josebricenoa77@gmail.com
Busca los estudios en videos del Maestro: José N. Briceño A. por YOU TUBE
Conéctate por FACEBOOK / http://maestrojosebriceno.blogspot.com/
Telf. 0416-8607602/ 0414.650.99.92/ 0261.7373387.
Venezuela-Maracaibo-Zulia

1 comentario: