jueves, 14 de diciembre de 2017

   NUESTRA UNICA OPCIÓN ES SER SANTO COMO DIOS ES SANTO

    La santidad no es una meta que lograste alcanzar y te estacionaste sin posibilidades de volver atrás. No es una vida estacionaria donde no tienes más nada que hacer en pro de ella. La santidad es como un maratón donde no es imprescindible la velocidad con que la corras, sino la resistencia que se tenga. Es una carrera de perseverancia, consistencia, permanencia; donde por ninguna circunstancia se debe abandonar. La santidad es un estilo de vida de acorde a los pensamientos, preceptos, designios, demandas, mandamientos  de Dios, que están reveladas en su Palabra.

     La santidad es vivir de acuerdo a los principios del Reino de Dios.  La santidad está en el esfuerzo que hacemos para no fallar a las demandas de Dios, pero aun cayendo la santidad está en esforzarnos en levantarnos independientemente las veces que caigamos.

     La lucha por la santidad está en  entender que siempre que acudamos a Dios por el perdón en una caída, Él está dispuesto a perdonarnos, y que por esa causa nunca nos abandonaremos al pecado hasta llegar a vencer en el área que reincidimos. Pablo en su pensamiento dijo: “Nunca te sientas seguro de ti mismo en el área de la santidad, porque el que piense estar firme tenga cuidado no vaya a caer”.

     El ser santo no es fácil, pero es un llamado de Dios y es nuestra única opción, Él dijo: “Se santo porque Yo soy santo”. Carlos Ch Spurgeon dijo: Quien no ha entendido y atendido el llamado a la sanidad, no podrá optar por otro llamado que Dios haga. La única virtud entre las propiedades de Dios que es elevada a la tres es su santidad, y esto demuestro lo serio que es el llamado a la santidad. El texto Sagrado dice: Santo- Santo- Santo.

       Reitero, mantenerse en santidad no es fácil, pero igual de difícil es levantarse cuando se tiene una caída y más cuando no se conoce el amor, el perdón, la paternidad y la gracia de Dios. Procuremos por todos los medios de no caer, pero en un supuesto negado que tengamos una caída procuremos por todos los medios en levantarnos, Dios siempre nos extenderá la mano para restaurar nuestras vida, Él siempre nos dará la oportunidad que necesitamos para ir en pro a la santidad. En lo personal te digo, muchas fueron mis caídas pero aunque el hombre me condenaba siempre tuve a Dios de mi lado brindándome su perdón hasta que llegue  a vencer el pecado en el área de mi reincidencia. Hoy sigo mis luchas con el pecado en otras áreas en otro nivel pero sin detenerme  hasta llegar a vencer, y pasar a otras áreas y a otros niveles para seguir venciendo. Es una lucha que termina en el momento de mi partida porque está escrito que seremos  semejante a Él.  
     > Muchos exponentes del tema de la Santidad lo presentan de manera compleja por no tener un concepto preciso y conciso acerca del mismo, hasta el punto que le han adjudicado la acción de pecar -que está en oposición a la Santidad - sólo a las acciones malas, pasando por alto que aun haciendo lo bueno con motivos correctos se puede pecar en contra de Dios.
     >Otros hacen sólo de lo inmoral un acto de pecado, ignorando que aun haciendo actos morales se peca en contra de Dios, y aunque parezca paradójico hay actos inmorales que no atentan en contra de la Santidad de Dios. /// BENDICIONES ///
NOTA: Pida información por el correo esinfocatuniversity@gmail.com para sus estudios en línea por la web, en la Institución Teológica que dirige el Dr. Maestro José N. Briceño A. Será de bendición.


E-mail: meejesussoberano77@hotmail.com / josebriceno77@hotmail / josebricenoa77@gmail.com
Busca los estudios en videos del Maestro: José N. Briceño A. por YOU TUBE
Conéctate por FACEBOOK / 
http://maestrojosebriceno.blogspot.com
Telf. 0416-8607602/ 0414.650.99.92/ 0261.7373387.
Venezuela-Maracaibo-Zulia

No hay comentarios:

Publicar un comentario