miércoles, 7 de agosto de 2013

LA CRIANZA DE LOS HIJOS PARTE I

LA CRIANZA DE LOS HIJOS PARTE I

Lectura: Salmo: 127:3: “He aquí, herencia de Jehová son los hijos; Cosa de estima el fruto del vientre”

INTRODUCCION.

La crianza de los hijos puede ser la tarea más gratificadora de la vida de los padres. Nada nos da más alegría y orgullo como padre, que un niño feliz productivo y cariñoso. Cada edad y etapa del desarrollo infantil tiene metas y tareas específicas que se desarrollan en ellos. Para los niños de brazos es comer, dormir y explorar su mundo. Para los adolescentes es desarrollar su propia identidad dentro del grupo de amigos. Los adolescentes necesitan muchas destrezas para poder lograr exitosamente su meta de mayor independencia. Algunos adolescentes no logran hacer esta transición sin dejar de tener problemas.

Por otro lado, el paso hacia la independencia en los adolescentes puede causar tristeza y estrés a sus padres debido a la poca dedicación que como padres le prestaron en el desarrollo de su niñez. Comenzar temprano es la mejor forma de prepararse para la adolescencia de los niños, y de prepararlos a ellos para el desarrollo de su adolescencia que los conducirá con éxito a la etapa de la adultez.

Las siguientes recomendaciones son maneras en las que los padres pueden prepararse y preparar al niño para una transición sin inconvenientes y un mayor éxito en el logro de las tareas del desarrollo hacia la adolescencia:
>Proveer un ambiente seguro y amoroso en el hogar.

>Crear una atmósfera de honradez, confianza y respeto mutuo.

>Permitirle al adolescente la independencia apropiada para su edad.

>Desarrollar una relación de ética con el niño que le permita confiar en la confidencia hacia sus padres cuando tenga preocupaciones o problemas.

>Enseñarle la responsabilidad básica para con sus objetos personales y para con los que le rodean.

>Enseñarle la responsabilidad básica de ayudar en la casa.

>Enseñarle la importancia de aceptar límite durante la adolescencia.

Existen muchas ideas sobre cómo criar a los hijos. Algunos padres adoptan las ideas que sus propios padres usaron. Otros buscan consejos de sus amigos. Algunos leen libros sobre cómo ser buenos padres. Otros toman clases ofrecidas en la comunidad. Nadie tiene todas las respuestas. Sin embargo, la teología, (principios Bíblicos) la psicología, (comportamiento y conducta) la sociología; (el desarrollo en la sociedad) nos dan indicio cual es la forma y prácticas, eficaces que tienen más probabilidad de llevar resultados buenos favorables en la crianza de nuestros hijos.

Las ideas sobre cómo criar a los hijos se pueden agrupar en principios que parte de ellos están revelados en las Sagradas Escrituras, y otros no los presenta la ciencia como resultados de haber hecho una series de investigaciones en la psicologías del niño en su diferentes etapas. En este estudio daremos informaciones en forma sistemática, con precisión de ciertos principios.

Factores determinantes para lograr una crianza exitosa sobre nuestros hijos.

1)Lo primero y lo principal para la crianza exitosa en relación a nuestros hijos, es conocer la paternidad de Dios.

El conocer a Dios como padre en todas sus facetas es tener una formación previa al trato semejante que daremos a nuestros hijos. El conocer el amor, el favor, la comprensión, el perdón, la forma de ser corregidos e instruidos por el padre celestial; nos conducirán y es determinante para un comienzo exitoso en relación a la crianza de nuestros hijos, y esto se debe a que el Espíritu de Dios nos conducirá a tratar a nuestros hijos conforme al trato que hemos obtenido de Dios. El Espíritu como guía divina nos conducirá a desarrollar la paternidad de Dios en nosotros a favor de nuestros hijos para que ellos en su desarrollo vean a Dios en nosotros.

>El abandonar un hijo es no entender que por ninguna circunstancia Dios nos abandonaría a nosotros. Al único hijo que El abandono fue a su unigénito y esto fue por causa de nuestra regeneración, y esto lo hizo para nunca hacerlo con nosotros. Todo lo que Dios hizo con Jesús en la cruz, lo hizo para no hacerlo con nosotros.

>El maltratar un hijo es no entender que por ninguna circunstancia Dios como padre nos causaría daños a nosotros como sus hijos. Jesús dijo una verdad refiriéndose al trato que deberíamos darle a nuestros hijos en semejanza al que recibimos de Dios.

“¿Qué hombre hay de vosotros, que si su hijo le pide pan, le dará una piedra? ¿O si le pide un pescado, le dará una serpiente? Pues si vosotros, siendo malos, sabéis dar buenas dádivas a vuestros hijos, ¿cuánto más vuestro Padre que está en los cielos dará buenas cosas a los que le pidan?” Mateo 7:9.11.

E-mail: meejesussoberano77@hotmail.com / josebriceno77@hotmail / josebricenoa77@gmail.com
Busca los estudios en videos del Maestro: José N. Briceño A. por YOU TUBE
Conéctate por FACEBOOK / http://maestrojosebriceno.blogspot.com/
Telf. 0416-8607602/ 0414.650.99.92/ 0261.7373387.
Venezuela-Maracaibo-Zulia

No hay comentarios:

Publicar un comentario