domingo, 11 de agosto de 2013

LA CRIANZA DE LOS HIJOS PARTE II

LA CRIANZA DE LOS HIJOS PARTE II

La base fundamental para darles una buena crianza a nuestros hijos, está en la buena planificación que se tenga para obtenerlos, para ello debemos conocer que es la planificación familiar.

La planificación familiar tiene que ver con el control de la natalidad.
¿Qué es la natalidad? Es el número proporcional de nacimientos que se dan en un lugar en un tiempo dado.

La planificación familiar es el control que obtienen los cónyuges de los nacimientos de sus hijos, basados en cuántos podemos criar entendiendo que la crianza tiene que ver con la alimentación, el vestir, educación e higiene.

La buena crianza y el desarrollo de nuestros hijos, dependen de la buena alimentación, los cuidados higiénicos, el vestir, la educación que se da a cada uno de nuestros hijos, y esto es posible cuando se tiene control de la natalidad.

La planificación familiar favorece la buena salud de la madre, la calidad de vida familiar y la estabilidad del hogar, lo que redundará en un bienestar general, siendo los mayores beneficiados los propios hijos.
                                               
He visto como los conyugues en forma irresponsable se ponen a engendrar, concebir, y parir hijos si medidas ni planificación, tomando el vulgar eslogan y apropiándose de una creencia muy vaga que en parte es común en algunos sectores del cristiano cuando dicen: “Yo tengo los hijos que Dios me mande”.

Según el conocimiento que tengo como Maestro, el único hijo que Dios envió fue a Jesucristo, los demás los buscamos nosotros.

Toda pareja es responsable de los hijos que se tengan, antes de procrear hijos, debería haber estudiado y decidido cuántos hijos pueden mantener y educar dignamente. La correcta planificación familiar también incluye la adquisición de los conocimientos mínimos sobre métodos anticonceptivos.

¿Qué es la anticoncepción? Consiste en la utilización de diversos procedimientos, orientados a impedir la concepción de modo temporal o reversible.

¿Qué es la concepción? Conocida también como Impregnación o fecundación, es la fusión de dos células sexuales o gametos (el espermatozoide y el ovulo) en el curso de la reproducción sexual;
¿Es pecado usar métodos anticonceptivos? De ninguna manera. Los anticonceptivos no matan al embarazo; evitan que éste se produzca. En otras palabras, los anticonceptivos no matan lo fecundado, evitan la fecundación.

Método anticonceptivo o método contraceptivo es aquel que impide o reduce significativamente las posibilidades de una fecundación o un embarazo en las relaciones sexuales.

Los métodos anticonceptivos contribuyen decisivamente en la toma de decisiones en ambos conyugues, sobre el control de la natalidad, o número de hijos que se desean tener.

El aborto como medio para el control de la natalidad.

El aborto como medio para el control de la natalidad es condenado por Dios. Las Escrituras dice que Él aborrece las manos derramadoras de sangre.

“Seis cosas aborrece Jehová, Y aun siete abomina su alma:…, Las manos derramadoras de sangre inocente,…” Proverbios 6:17.

El aborto en la sociedad y en los principios de Dios es considerado un crimen.

¿Qué es el Aborto? Es la interrupción dolosa del proceso fisiológico del embarazo causando la muerte del producto de la concepción o feto dentro o fuera del claustro materno.

La expresión aborto indica: La privación de vida intrauterina, ya que el feto no es todavía una persona humana, pero tampoco es una un objeto.

Se entiende el aborto como un delito, aquel cometido de manera intencional, y que provoca la interrupción del embarazo, causando la muerte del embrión o feto en el claustro de la madre logrando su expulsión.

Para la ejecución del delito en un aborto se requiere que la mujer en su embarazo, el embrión o feto esté vivo y en buena formación.
Nuestro código penal, considera el aborto terapéutico como único caso no punible, y contempla así mismo su ordenamiento por causa de dos condiciones la cual es:

a) Causas eugenésica, cuando existe la probabilidad que el niño nazca con graves taras físicas o psíquicas.

b) La deformación del feto donde no exista la posibilidad de su debida formación por los medios quirúrgicos.

En conclusión al tópico en cuanto la planificación familiar, se debe descartar el aborto como medio para alcanzar este fin, pero no debemos descuidar la planificación como factor determinante para la buena crianza de nuestros hijos.

E-mail: meejesussoberano77@hotmail.com / josebriceno77@hotmail / josebricenoa77@gmail.com
Busca los estudios en videos del Maestro: José N. Briceño A. por YOU TUBE
Conéctate por FACEBOOK / http://maestrojosebriceno.blogspot.com/
Telf. 0416-8607602/ 0414.650.99.92/ 0261.7373387.
Venezuela-Maracaibo-Zulia


No hay comentarios:

Publicar un comentario